¿Conoces el Shibari?

Conocido como cuerdas sexuales, el Shibari es la versión oriental al bondage occidental.

 

Se trata de ataduras que intensifican el erotismo, el significado de la palabra japonesa Shibari es atadura. Esta técnica busca de forma muy estética y con técnicas diferentes lograr el mayor placer sexual posible.

Cultura Shibari: Esta técnica de sexo rudo no implica la inmovilización del otro, se trata de un “triangulo” estético que implica al inmovilizador o amo, el atado o sumiso y varios espectadores para lograr el disfrute de la actividad sexual.

Los puntos que se amarran están ligados a puntos energéticos que provocan placer, en algunas ocasiones la respuesta puede ser positiva o no dependiendo lo que quiera hacer el amo con el sumiso.

El arte de atar: Como en todo lo implica sexo rudo se deben plantear algunos límites y el Shibari no es la excepción. Esta forma de encuentro íntimo no es cruel ni violenta. El proceso de amarrar tiene varias etapas:

• Inmovilización del tronco
• Atado de nalgas y vientre
• Sujeción del cuerpo en su totalidad

Las cuerdas se colocan en las zonas erógenas de hombres y mujeres para incrementar el clímax.

Técnicas que atan: Para realizar este juego se utilizan cuerdas de 7 u 8 metros de fibra natural. Existen algunas técnicas para practicar el Shibari:

 Ushiro: Se inmoviliza la parte superior del torso por la espalda en forma de U o X.
• Hishi: Atadura en forma de diamante, es la más utilizada.
• Matanawa: La cuerda se coloca primordialmente en las zonas genitales.
• Tazurki: Arnés cruzado, en forma de X.
• Tsuri: Atadura que incluye suspensión corporal.
• Gote Gasshou: Manos en la espalda en posición de plegaria.

Compruebe también

Sexo bondage: consejos para iniciarte en esta práctica

Es hora de resolver todas tus dudas sobre el sexo bondage. Te explicamos en qué …