Corte alemana da plazo de tres meses al BCE para que justifique plan de estímulos

Por Ursula Knapp y Francesco Canepa

KARLSRUHE/FRÁNCFORT (Reuters) – La máxima corte de Alemania dictaminó el martes que el Bundesbank debe dejar de comprar bonos soberanos bajo el plan de estímulos del Banco Central Europeo dentro de los próximos tres meses, a menos que el BCE pueda probar que esas operaciones son necesarias.

El fallo supone un obstáculo para el Programa de Compras del Sector Público (PSPP) del BCE, que ha mantenido a flote la economía de la zona euro durante varias crisis y plantea la perspectiva de un nuevo conflicto entre el Banco Central Europeo y su principal aportante, Alemania.

Dado que el Tribunal de Justicia Europeo —la corte superior en materia de derecho de la Unión Europea— ya ha dado el visto bueno a ese plan, el fallo del martes también plantea interrogantes sobre el futuro de la UE y la capacidad de supervivencia de sus instituciones.

Sin embargo, los jueces del Tribunal Constitucional germano, que tiene su sede en la ciudad de Karlsruhe, dejaron abierta la posibilidad de que continúe el plan si el BCE puede demostrar que es necesario a pesar de sus «efectos negativos», entre ellos poner en peligro el dinero de los contribuyentes y hacer que los Estados dependan cada vez más de fondos del banco central.

Además, dijeron que su decisión no se aplica al nuevo programa de lucha contra la pandemia del BCE, que fue aprobado el mes pasado por un importe de 750.000 millones de euros para apuntalar la economía.

Las autoridades del BCE analizarán el fallo en una reunión virtual del Consejo de Gobierno a partir de las 1600 GMT, dijo un portavoz del organismo.

Por su parte, la Comisión Europea respondió señalando que el derecho de la UE tiene primacía sobre la constitución alemana y los fallos de la corte superior de la UE son vinculantes también para el Tribunal Constitucional alemán. [nL1N2CN09F]

En un caso que se remonta a tres años, el tribunal alemán planteó objeciones a la participación del Bundesbank en el PSPP, que se puso en marcha en 2015 y actualmente representa menos de una cuarta parte de las compras mensuales de activos del BCE.

La corte de Alemania se opuso a la participación del Bundesbank en el plan diciendo —entre otros efectos secundarios— que las compras planteaban riesgos para las finanzas del Estado, daban lugar a pérdidas de ahorros privados y mantenían empresas inviables.

«El Bundesbank no puede por ello participar en la aplicación y ejecución de las decisiones del BCE en cuestión, a menos que el consejo de gobierno del BCE adopte una nueva decisión que demuestre que el PSPP no es desproporcionado a los efectos de la política económica y fiscal», dijeron los jueces.

El tribunal añadió que el banco central alemán también debe vender los bonos ya comprados, aunque basándose «en una estrategia —posiblemente a largo plazo— coordinada» con el resto de la zona euro. No obstante, también indicó que el programa no equivalía a financiación directa a los Estados, algo que supondría una grave infracción de los tratados europeos.

Los bonos alemanes comprados bajo el PSPP tenían un valor de 533.900 millones de euros a finales de abril. Los precios de la deuda alemana y el euro caían después del fallo y el rendimiento de referencia del «bund» a 10 años subió hasta alcanzar brevemente un máximo de la sesión de -0,517%.

(1 dólar = 0,9211 euros)

(Reporte adicional de Balazs Koranyi en Fráncfort, Frank Siebelt en Karlsruhe, Michael Nienaber en Berlín y Karin Strohecker en Londres. Editado en español por Marion Giraldo y Tomás Cobos)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG440YO-BASEIMAGE

Compruebe también

Muere primer ministro de Costa de Marfil

Murió el primer ministro de Costa de Marfil, Amadou Gon Coulibaly,  este miércoles a los 61 años en una clínica de Abiyán