Colombia retira a 11 oficiales del Ejército en medio de acusaciones de espionaje

BOGOTÁ (Reuters) – Colombia retiró el viernes del servicio activo a 11 oficiales del Ejército, mientras que un general renunció, en medio de una investigación de las autoridades y acusaciones detalladas de una revista sobre espionaje ilegal a políticos, magistrados, sindicalistas, militares y periodistas.

La investigación comenzó en enero, después de que el general Nicacio de Jesús Martínez dejó el cargo de comandante del Ejército bajo acusaciones de la revista Semana de promover interceptaciones ilegales de comunicaciones desde cuarteles militares.

Martínez, quien enfrenta una investigación en la Fiscalía General, negó después de dejar la comandancia del Ejército su responsabilidad en actos ilegales de espionaje.

Semana informó el viernes en un reportaje que militares recopilaron información detallada de más de 130 personas, entre ellas periodistas del New York Times, el Wall Street Journal, National Public Radio y otros, que incluía datos de sus direcciones y reseñas de sus fuentes de información, familias y amigos.

La publicación aseguró que tenía docenas de documentos relacionados con el caso y que algunas de las unidades militares involucradas en el espionaje reciben fondos y equipos de «una agencia de inteligencia extranjera». Reuters no pudo verificar el informe de forma independiente.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, dijo antes de la publicación de Semana que la decisión de retirar a los 11 oficiales se adoptó tras las denuncias que se conocieron hace unos meses sobre presunto empleo irregular de las capacidades de inteligencia militar y siguiendo la política institucional de cero tolerancia con la ejecución de conductas ilegales.

«Hoy (viernes) se apartarán del cargo y se retirarán del servicio activo 11 oficiales, asimismo, un brigadier general solicitó su retiro voluntario del servicio activo», aseguró Trujillo en una conferencia de prensa en la que se abstuvo de revelar las identidades de los militares.

El funcionario afirmó que la Procuraduría y la Fiscalía General avanzan en investigaciones y que el Ejército Nacional tomará acciones inmediatas frente a las decisiones que vayan adoptando los organismos judiciales y de control.

La historia es la última salva de repetidos escándalos de interceptaciones ilegales y espionaje informático que involucran a militares.

Las interceptaciones ilegales han sido recurrentes en Colombia en los últimos años, pero las investigaciones para tratar de identificar y sancionar a los responsables no han prosperado.

Los delegados del Gobierno en la negociación de paz con la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) denunciaron haber sido espiados.

El comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, dijo que después de una revisión de las tácticas y técnicas de inteligencia se adoptaron medidas para minimizar las posibilidades de actos indebidos por parte de efectivos del ejército.

«Con estas medidas lo que estamos buscando es mejorar los procesos de inteligencia y los temas de transparencia y cumplir todas las políticas emitidas por el Ministerio de Defensa y el Gobierno Nacional», concluyó Navarro.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Manuel Farías)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG404BA-BASEIMAGE

Compruebe también

Pompeo y Duque abordarán crisis de migrantes venezolanos este #19Sep

El Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, se reunirá en la mañana del sábado …