El «Robin Hood» del Vaticano ayuda a alimentar a prostitutas transexuales durante confinamientos

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 30 abr (Reuters) – Cuando los confinamientos para contener la propagación del coronavirus dejaron sin trabajo a un grupo de prostitutas transexuales callejeras de un balneario cercano a Roma, ellas acudieron a un sacerdote católico local para que las ayudara a comprar alimentos.

Los recursos de su parroquia, sin embargo, ya eran escasos debido a la crisis sanitaria, así que el sacerdote recurrió a un cardenal conocido como «el Robin Hood del Papa», quien está a cargo de las caridades del Vaticano. Él transfirió dinero a la parroquia para ayudarlas.

«No entiendo por qué esto está recibiendo tanta atención», dijo el jueves el cardenal Konrad Krajewski a Reuters por teléfono. «Este es trabajo común para la Iglesia, es normal. Así es como la Iglesia es un hospital de campaña».

Krajewski, cuyo título oficial es «Limosnero papal», o distribuidor de limosnas, dijo que las prostitutas transexuales posiblemente eran indocumentadas, lo que les hacía difícil buscar ayuda en las oficinas estatales en Italia.

«Todo está cerrado. Ellas no tienen ningún recurso. Ellas fueron a su pastor. Ellas no podrían haber acudido a un político o parlamentario. Y el pastor vino a nosotros», sostuvo.

«Ellas están realmente en problemas porque algunas veces sus pasaportes les fueron arrebatados por la mafia de proxenetas que las controlan», comentó. «Nosotros seguimos el evangelio».

Krajewski, de 56 años y uno de los cardenales más jóvenes del mundo, dijo que eso es lo que Jesús habría hecho. Y no es la primera vez que el polaco se convierte en noticia por la forma en que gestiona las caridades papales.

El año pasado, descendió por una boca de acceso, rompió un sello policial y reconectó circuitos eléctricos para reponer la electricidad de cientos de personas sin hogar, muchas de ellas inmigrantes, que vivían en un edificio ocupado en Roma.

Aunque Krajewski contravino al entonces ministro del Interior Matteo Salvini y sus políticas contra la inmigración, un diario italiano lo apodó «el Robin Hood del papa».

Krajewski, quien intenta evitar la atención, se ha convertido en una pequeña celebridad en Roma.

Desde que el papa Francisco lo puso a cargo de las caridades en 2013, se hizo conocido por llevar alimentos a las personas sin techo de la ciudad en una camioneta blanca durante las noches. También abrió refugios cerca del Vaticano, donde las personas sin hogar se pueden bañar, cortarse el pelo y recibir atención médica.

(Reporte de Philip Pullella; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG3T1XL-BASEIMAGE

Compruebe también

Primer ministro designado de Líbano dimite a un mes de haber sido nombrado

El primer ministro designado de Líbano, Mustafá Adib, renunció este sábado al cargo y a …