Bachelet alertó sobre la vulnerabilidad de migrantes en Latinoamérica ante el covid-19

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, señaló este miércoles como «una fuente de preocupación» la situación de mayor vulnerabilidad de los migrantes en Latinoamérica durante la pandemia del covid-19.

«Algunos de los vulnerables a la hora de afrontar esta crisis son aquellos que ya estaban en riesgo. La protección de los migrantes en Latinoamérica, por ejemplo, es una fuente de preocupación. Reportes de deportaciones, cierres de fronteras y restricciones legislativas», dijo Bachelet en un coloquio telemático organizado por el Inter-American Dialogue.

Migrantes en Latinoamérica más vulnerables

La ex presidenta de Chile citó como ejemplo Guatemala, adonde dijo que los migrantes son retornados desde Estados Unidos sin medidas de protección ni controles sanitarios. Esto a pesar de que algunos dieron positivo por coronavirus antes de su vuelta.

También lamentó que en México ha crecido la estigmatización hacia los retornados, hasta el punto de que algunas comunidades han construido barricadas para evitar su paso.

La alta comisionada se mostró preocupada porque «la pandemia está generando una ola de estigma y discriminación en todo el mundo contra grupos nacionales y étnicos, así como los sospechosos de tener el covid-19 y también los trabajadores sanitarios».

El confinamiento pone en peligro a las mujeres y niñas

Bachelet señaló que la crisis del coronavirus representa también un gran riesgo para las mujeres y las niñas. No se debe a una vulnerabilidad inherente, sino a la discriminación y desigualdad previas.

Señaló y lamentó que desde que se empezaron a aplicar las medidas de confinamiento en Latinoamérica, se ha reportado un aumento generalizado en el número de casos de violencia de género. En algunos países, como Perú, los servicios de asistencia a las mujeres afectadas se han visto alterados.

Apuntó que en la región latinoamericana esa situación de mayor riesgo para las mujeres es especialmente evidente entre las que trabajan en el sector informal, trabajadoras domésticas, indígenas, discapacitadas, inmigrantes, infectadas de VIH y aquellas de distinta orientación sexual e identificación de género.

Bachelet destacó la necesidad de combatir la desinformación durante la pandemia. «Más que nunca, los gobiernos necesitan ser abiertos, transparentes, responsables y responder ante las personas que protegerán».

Notiespartano/ElNacional

Compruebe también

DW:Misiones médicas cubanas, una forma de esclavitud

“Nuestro objetivo no es desmantelar las misiones médicas de Cuba, sino frenar la esclavitud”, asegura …