Alcalde de Páez rompe corredor humanitario y casi crea incidente mayor con Colombia

Cuando el alcalde del municipio Páez, José María Romero Chema, decidió de manera unilateral no recibir durante tres días a los venezolanos que desde Colombia llegan a Apure, se lo notificó a un funcionario de la alcaldía del municipio Arauca de Colombia. La reacción del alcalde araucano Benjamín Socadagüi Cermeño fue anunciarle al Gobernador del departamento Arauca, José Facundo Castillo Cisneros, que no podía aceptar migrantes venezolanos en su municipio hasta que se restableciera el corredor humanitario.

Debido a eso, el gobernador colombiano ordenó que no se recibieran a esos migrantes en el departamento. La noticia corrió como pólvora. Castillo Cisneros, que se encuentra en medio de una lluvia de denuncias por supuesto sobreprecio en alimentos adquiridos con dineros para atender la emergencia sanitaria, fue atacado con dureza, más aún cuando en diversos medios se empezó a decir que había sido el Gobernador de Apure, coronel Ramón Alonso Carrizalez Rengifo, quien le notificó la prohibición de recibir migrantes venezolanos, cuando en realidad fue el alcalde.

A nadie se le ocurre creer, pero ocurrió, que el alcalde de un municipio pueda decidir unilateralmente, y sin consultar a las autoridades nacionales, la suspensión del corredor humanitario. En Venezuela la política exterior es decisión de la Cancillería con el presidente de la República, por lo que una orden así debió haber sido notificada por el ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela a las autoridades colombianas.

El gobernador Carrizalez Rengifo tampoco aclaró el hecho, porque resulta inconcebible que él no supiera que el incidente lo creó Romero Chema, pues no es un secreto en Apure la estrecha relación que hay entre el primer mandatario regional y el burgomaestre de Páez, no solo por la relación partidista sino por la existente con las Fuerzas Bolivarianas de Liberación o Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (FBL/FPLN).

El caso es que el gobernador de Apure dio una declaración al respecto. “Quiero desmentir las irresponsables declaraciones del gobernador de Arauca, bueno, no me sorprende un gobernante colombiano sin escrúpulos para decir cualquier cuestión. Hoy se recibieron 450 y pico de venezolanos y mañana se reciben no se cuántos. Hay una coordinación que se está realizando a nivel operativo, pero él no puede comprometer al gobierno del estado Apure y decir esa mentira”.

Agrega Carrizález: “No me sorprende porque ese gobernador me mandó un hermano de emisario para decir que quería reunirse conmigo. Hice las diligencias a nivel nacional, porque nosotros tenemos un gobierno que es responsable de las relaciones internacionales, y después (el gobernador colombiano) no volvió a hablar del tema. Debo agradecerlo porque creí que me iba a reunir con una persona seria”.

Una mala decisión

Es a través del puente internacional José Antonio Páez, entre la población colombiana de Arauca y la venezolana de Apure que los migrantes llegan a la pequeña población de El Amparo para seguir a Guasdualito u otras localidades del municipio Páez.

Merardo Tovar, secretario de Gobierno y Seguridad Ciudadana de Arauca, dijo que después de que 400 migrantes venezolanos pasaran al otro lado de la frontera, las autoridades del Apure anunciaron que “hasta nuevo aviso” no permitirán el paso de más personas. En vista de eso, el Gobernador de Arauca, José Facundo Castillo Cisneros, ordenó el ingreso a su territorio de migrantes venezolanos.

El gobernador José Facundo Castillo Cisneros dijo ayer a la emisora W Radio que el alcalde (de Páez) le dijo al secretario de departamento del Arauca que no iban a recibir más venezolanos por un tiempo determinado, “por lo que nosotros no podemos permitir que la gente que viene ponga en riesgo a la población de nuestro departamento de Arauca”.

“Y entonces tomamos la decisión de suspender el tránsito por el departamento o el corredor humanitario que se viene implementando acá”, a la vez que agregó que la situación se corrigió y que continuará el corredor humanitario, “pero mientras (los venezolanos) no pernocten aquí en Arauca y que sigan Venezuela. Hasta el día de ayer han pasado por acá mil 994 venezolanos”.

Solicitó apoyo al Gobierno nacional, a Migración Colombia y a las diferentes entidades que tienen que ver con el tema “para el tema del transporte, el pago del transporte y alimentación”. Dijo que han hecho esfuerzos para poderlos ayudar. “Hay algunos organismos internacionales que han ayudado con algunas cosas, pero muchas veces nos quedamos cortos para brindarles apoyo a los venezolanos”.

Quedó claramente establecido que fue Romero Chema quien causó el incidente cuando declaró, como lo publicó el diario El Tiempo: “Aquí vamos a recibir a todos nuestros hermanos venezolanos que quieran retornar al país, estamos acondicionando todos los elementos necesarios para que puedan continuar su recorrido. Anunciamos que cerraríamos por dos días mientras establecíamos una logística para continuar con el recibo de más personas, pero estamos listos para continuar en este proceso”.

Muchos migrantes reconocen que en Arauca los habían atendido muy bien, incluso les daban alimentos y bebidas suficientes, tanto a niños como a adultos, también les daban tapabocas y los llevaban hasta el puente donde eran entregados al alcalde del José Romero Chema y a la Defensoría del Pueblo.

La relación siempre fluyó muy bien entre Merardo Tovar Altuna, de la alcaldía de Arauca; y el alcalde de Páez. Lamentablemente el burgomaestre apureño pensó que podía transmitir una decisión personal con la que casi crea un incidente entre los dos estados, al romper el canal humanitario.

Ayer, el alcalde Romero Chema, luego de haber sido el causante del incidente, le dijo a la alcaldía de Arauca que seguirían recibiendo a los venezolanos en Apure.

Lo extraño es que en todo ese escenario no aparece la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), aún cuando Apure es un estado fronterizo, con fuerte presencia especialmente de grupos guerrilleros, tanto del Ejército de Liberación Nacional (ELN) como de las disidentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que controlan grandes extensiones de territorio.

Hay que hacer la salvedad que gran parte del municipio Páez es controlado por las FBL/FPLN una guerrilla venezolana, de la cual fue comandante el alcalde Romero Chema.

Notiespartano/Infobae/Sebastiana Barráez

Compruebe también

TSJ suspende cobro de los impuestos municipales y regionales

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) suspendió por el lapso de noventa …