Emergencia en la frontera por el retorno de miles de venezolanos

Una delicada situación de emergencia se ha generado en la frontera venezolana con Colombia e el Táchira tras la llegada de más de más de 5 mil migrantes venezolanos, producto de la crisis global generada por el Covid-19, por lo que la Dirección Ejecutiva de Vente Venezuela en dicho estado hace n lamado de alerta.

Hoy vemos con dolor cómo nuestros hermanos venezolanos regresan al país como se fueron caminando una larga y penosa travesía desde países como Colombia, Perú y Ecuador, a los cuales habían llegado en busca de mejores condiciones de vida y seguridad, y huyendo del régimen criminal que usurpa el poder en Venezuela.

Para muchos, la primera escala es en el Puente Internacional Simón Bolívar, para luego ser trasladados al terminal de San Antonio, donde decenas duermen a la intemperie y algunos llevan más de 11 días encerrados sin información sobre su destino, ni del tiempo que permanecerán allí bajo condiciones de atención mínima.

Más de 3 mil personas han sido trasladadas a refugios en instalaciones educativas de Ureña, San Antonio, Tienditas, El Palotal, Rubio y otras poblaciones, así como a infraestructuras deportivas de San Cristóbal. Estas instalaciones han sido invadidas y utilizadas como lugares de confinamiento donde prevalecen el hacinamiento y la insalubridad.

Ante esta situación, ratificamos:

  1. En democracia, cualquier gobierno estaría en la obligación de recibir y proteger a todos los venezolanos que regresan al país, independientemente de las circunstancias que lo obligaron a emigrar. Esto, de acuerdo con los principios establecidos en la Constitución Nacional y la última resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (N. 01/20: Pandemia y Derechos Humanos en las Américas), divulgada este 10 de abril, en la que llaman a no adoptar medidas que puedan obstaculizar el acceso de personas en situación de movilidad humana a los programas y políticas de respuesta ante la pandemia por Coronavirus, y exigen garantizar el derecho de regreso y migración de retorno a los Estados y territorios de origen o nacionalidad, con atención a los protocolos sanitarios requeridos, respetando la unidad familiar.
  2. Compartimos la preocupación de los tachirenses de estas zonas fronterizas frente al descontrol, el atropello y la manipulación del régimen en esta coyuntura que ahora también perjudica a estados como Apure, Amazonas y Zulia, por cuyas fronteras están ingresando cientos de personas sin ningún tipo de control sanitario. Estos venezolanos necesitan ayuda y orientación regida por los estrictos protocolos sanitarios mundiales ya establecidos.
  3. El régimen siempre miente. No hay certeza sobre las cifras reales de contagio por Coronavirus en el país, ni la pobre capacidad que tenemos para asumir esta situación como nación; sin insumos médicos e instalaciones sanitarias adecuadas, este sistema criminal usurpador es el único responsable de nuestra vulnerabilidad frente a la enfermedad.
  4. En Venezuela, cumplir con una cuarentena -ahora extendida por 30 días más- es una condena para muchos ciudadanos obligados a escoger entre morir por hambre o morir por el Coronavirus; sometidos a una tortura diaria por las fallas constantes de los servicios básicos y reprimidos brutalmente por protestar para exigirlos. Esto, sumado a la grave escasez de gasolina que impide el desempeño de los trabajadores del campo e incluso de los médicos que cumplen labores de atención por la pandemia.
  5. Rechazamos la amenaza constante a la que están expuestas varias poblaciones fronterizas, como Colón, por la actuación grupos armados irregulares que funcionan bajo la anuencia de nuestra Fuerza Armada Nacional (FAN), como lo han denunciado distintas organizaciones. Esto demuestra el carácter criminal del régimen que enfrentamos y el necesario desmontaje de todo el sistema de mafias que lo integran.
  6. Agradecemos a los gobiernos de la región que han acogido en sus países a tantos compatriotas honrados y trabajadores que hoy enfrentan con mucha dificultad esta emergencia, y exhortamos al resto de naciones a contribuir con nuestros conciudadanos, entendiendo el riesgo que significa para la región la permanencia en el poder de un régimen como el de Nicolás Maduro.

A cada venezolano, donde sea que se encuentre hoy, nuestro abrazo y solidaridad. Saldremos de esto. Dejaremos atrás tanta maldad y superaremos el Coronavirus, pero también el socialismo que nos oprime.

Notiespartano

Compruebe también

TSJ suspende cobro de los impuestos municipales y regionales

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) suspendió por el lapso de noventa …