Diferencias entre la piel del hombre y la de la mujer

Existen varias diferencias entre la piel del hombre y la de la mujer. Sin embargo, ambos tienen la necesidad de utilizar productos humectantes y protectores solares para mantenerla en óptimas condiciones. Si bien son pocos los productos diferenciados para ambos sexos, es necesario conocer en qué se diferencia cada tipo de piel para hacer una elección adecuada.

Por ejemplo, los hombres han de usar un producto específico para el cuidado facial, ya que su piel sufre ciertas agresiones por el constante afeitado. Y aunque hay semejanzas entre la piel del hombre y la de la mujer, sus diferencias determinan los cuidados que requieren para conservarla saludable.

Principales diferencias entre la piel del hombre y la de la mujer

Antes que nada, dejemos en claro, que la piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y, a nivel estructural, está formada por 3 capas epidermis, dermis e hipodermis. Estas, a su vez, tienen anexos cutáneos como el pelo, las uñas, y las glándulas sudoríparas.

Hay dos grandes variables; la testosterona es una de ellas. Es la hormona que rige los rasgos cutáneos distintivos masculinos en relación con la piel de las mujeres. Le otorga una estructura diferente a la piel del hombre, tanto en el rostro como en el resto del cuerpo. Esta es mucho más grasosa, más gruesa y envejece de un modo distinto.

La segunda de las causas que provoca esta diferencia significativa es el afeitado diario y constante que realiza el hombre en la piel del rostro. Es una importante agresión que hace que la piel masculina esté más estresada que la femenina.

Otras diferencias entre la piel del hombre y la de la mujer

Principales diferencias entre la piel del hombre y la de la mujer

Grosor

La piel del hombre es alrededor del 20 % más gruesa que la femenina. Además, contiene más colágeno y, por tanto, los signos del envejecimiento tardan más en aparecer. En la mujer, por lo general, la piel sufre un adelgazamiento significativo después de la menopausia, tal y como lo detalla una publicación de la Academia Estadounidense de Dermatología.

Grasa

Otra curiosa diferencia entre la piel del hombre y la de la mujer es su nivel de oleosidad. La dermis de los hombres tiene más grasa, ya que cuenta con más glándulas sebáceas. Por tanto, la producción de sebo es mayor en comparación con la piel de la mujer. Además, hay una mayor cantidad de poros y su tamaño también es más grande.

Las glándulas, que actúan por estimulación androgénica, pueden llegar a producir el doble de cantidad de sebo que en la mujer, lo que lleva a la aparición de imperfecciones, sequedad y acné.

Esta secreción sebácea aumentada puede prolongarse en el varón hasta bien entrada la vejez. En las mujeres, esta producción sebácea disminuye con la menopausia y surge la sequedad cutánea, característica de la piel senil.

Vello

La aparición de vello es una característica que predomina en el hombre. La barba comienza a observarse a los 15 o 16 años, más específicamente, en la zona del mentón y el bigote. A partir de esta edad, el varón va a desarrollar también pelo en el pecho, brazos y piernas.

Otras diferencias entre la piel del hombre y la de la mujer

Celulitis

La aparición de celulitis es más frecuente entre las mujeres. De hecho, se estima que alrededor del 90 % de las chicas presentan este problema. Pero, ¿por qué no afecta tanto a los hombres? El motivo es que la estructura del tejido subcutáneo entre ambos sexos es muy diferente.

Como explica un estudio publicado en Plastic and Reconstructive Surgery, en los varones el tejido conectivo es más fuerte y no hay tanta acumulación de grasa subcutánea. En cambio, en las mujeres las células grasas son más grande y el tejido conectivo más débil debido a la actividad de las hormonas femeninas.

Colágeno

Como ya comentamos, en el hombre hay una mayor cantidad de colágeno y, en consecuencia, su piel luce más compacta y firme. Dicha sustancia se va reduciendo de manera constante con el paso del tiempo, mientras que en las féminas estos cambios se observan tardíamente.

Al ser la piel del hombre más gruesa que la de la mujer, en ellos las primeras arrugas comienzan a manifestarse entre los 35 y 40 años de edad, mientras que en la mujer se hacen presentes entre los 30 y 35 años.

Envejecimiento

Los signos de envejecimiento (como las arrugas) aparecen más tarde en la piel del hombre, pero cuando lo hacen son más intensos (surcos plenamente formados). En el caso de las mujeres, las bolsas y ojeras son más pronunciadas, ya que sufren una pérdida sustancial de masa muscular y la laxitud de la piel, lo que hace ver la vista más cansada.

¿Qué debes recordar sobre la piel masculina y femenina?

Está más que claro que la piel del hombre y la de la mujer no son iguales. Para su correcto cuidado es necesario emplear productos y tratamientos de belleza distintos, adaptados a las necesidades de cada uno, pero siempre teniendo claro lo importante que es para ambos la humectación y el protector solar.

Compruebe también

Aumentó de peso luego de dejar de fumar: ¿qué hacer?

Muchas personas aumentan de peso cuando dejan de fumar cigarrillos. En promedio, las personas aumentan …