Cumplir casi un mes en cuarentena ha sido un desafío para los neoespartanos

Cumplir con la cuarentena social tal como está  establecida, no salir de casa, lavarse las manos constantemente, lavar la ropa al regresar de la calle y no permanecer en lugares públicos, ha sido cuesta arriba para los habitantes de Nueva Esparta debido a las necesidades diarias que deben resolver.

Ciclos de desabastecimiento de agua que superan los 30 días obliga a salir para llenar envases en algunas tomas improvisadas o gestionar un camión cisterna, incluso acudir a casa de algún familiar para abastecerse o lavar.

Ana Luisa Velis, residente del sector Atamo Sur, municipio Arismendi, afirma que han pasado hasta dos ciclos sin agua, es decir más de 60 días, porque no llega con presión. También el dirigente social Gabriel Alarcón, denuncia que se incumplen los ciclos que informa la Hidrológica lo cual se constituye en una burla y violación de derechos.

La adquisición de gas  también es motivo para salir de casa, ya que las plantas de llenado fueron cerradas desde la segunda semana de cuarentena y la entrega a través del sistema CLAP no cubre todos los sectores. Moisés León, habitante del  sector Punda en Pedregales, municipio Marcano, afirma que tienen tres meses sin servicio de gas doméstico y la alternativa es leña o buscar bombonas que venden en dólares.

A estas calamidades ha sumado la restricción en la venta de gasolina. Desde el lunes 30 de marzo se aplica en la región el plan “Pico y placa”  pero no cubre la demanda.

A diario más de 100 vehículos se han quedado fuera de la posibilidad de surtirse,  aun cuando hay una pernocta desde primeras horas de la noche del día anterior, y las autoridades aseguran que solo deben acudir los conductores que tengan salvoconducto perteneciente a los sectores priorizados.

El presidente del Instituto  de Acuicultura y Pesca, Paul Bermúdez, advirtió que a consecuencia de esta limitación de combustible puede ocurrir una baja en la producción pesquera de al menos un 50% ya que en el cronograma de distribución para el sector se quedarían por fuera unas 400 lanchas. Pidió revisar el criterio de asignación pues las consecuencias sociales y económicas podrían ser tan graves como las sanitarias que plantea  la pandemia.

También  la Cámara de Comercio de Nueva Esparta realizó una encuesta flash en el sector comercial, y determinó que la falta de acceso al combustible es la primera causa adversa al sostenimiento, operación y permanencia del sector productivo.

En cuanto a los alimentos la mayoría de los establecimientos pequeños y cadenas de supermercados están bien abastecidos, pero con precios siempre fluctuando hacia el alza. El representante del Gobierno nacional Dante Rivas, anunció la llegada de un barco con 3.074 toneladas de productos para un total de 167 mil combos a distribuirse bajo el sistema CLAP, y al respecto el Dirigente político, Alexander Carreño, destacó que es injusto que se exija en las actuales circunstancias pagos en efectivo, e incluso transferencia porque el sistema de conexión es muy precario y de los pocos beneficiarios no todos tienen ni acceso a la banca por internet.

Notiespartano

Compruebe también

Dos nuevos casos de Covid-19 rompen el récord de Nueva Esparta

Dos nuevos casos de Covid-19 rompen el récord de Nueva Esparta, en momentos que se dirigía a las 96 horas