Británicos expectantes por inusual discurso de la reina Isabel

La reina Isabel II exhortará este domingo (05.04.2020) a los británicos a afrontar la pandemia del coronavirus con fuerza, autodisciplina y compañerismo, en un inusual discurso dirigido al Reino Unido y a las naciones de la Commonwealth, según se desprende de los fragmentos que han sido filtrados sobre su inusual e histórico discurso.

Es la cuarta vez en sus 68 años de reinado que la monarca pronuncia un discurso televisado especial, fuera de los mensajes anuales por Navidad, y esta vez se trata de un mensaje «profundamente personal», en el que la reina de 93 años dirá que tiene fe en que la población reaccionará, a pesar de las dificultades.

El Reino Unido registró el sábado un récord de 708 muertos diarios por coronavirus, incluido un niño de cinco años, lo que elevó el total a 4.313, mientras el país se prepara para su tercera semana de confinamiento.

El discurso será transmitido a las 19H00 GMT y según el Palacio de Buckingham, la reina agradecerá personalmente al personal sanitario y a otros trabajadores sus esfuerzos durante la crisis.

«Les hablo sabiendo que es un periodo cada vez más desafiante», dirá en el discurso, que fue grabado en el Castillo de Windsor, al oeste de Londres.  «Un periodo de alteración en la vida de nuestro país: una alteración que ha causado dolor a algunos, dificultades financieras a muchos y cambios enormes en la vida cotidiana de todos nosotros».

El primer ministro británico, Boris Johnson, que dio positivo por COVID-19, ha puesto a su gobierno en pie de guerra, pidiendo una respuesta colectiva al brote. Unas 750.000 personas respondieron a su llamamiento a voluntarios, mientras las empresas y la industria se han movilizado como nunca desde la Segunda Guerra Mundial.

Orgullo y fuerza

«Espero que en los próximos años todos puedan sentirse orgullosos de cómo respondieron a este desafío», dirá la reina.  «Y los que vengan después de nosotros dirán que los británicos de esta generación fueron tan fuertes como cualquiera».

«Que las cualidades de autodisciplina, de determinación tranquila y con buen humor y de compañerismo aún caracterizan a este país». 

La reina y su esposo, el príncipe Felipe, de 98 años, se trasladaron al Castillo de Windsor el 19 de marzo como medida de precaución debido a su edad, un factor de riesgo en esta enfermedad.

Según funcionarios reales, los dos gozan de buena salud y siguen las recomendaciones del gobierno.

Su hijo mayor y heredero al trono, el príncipe Carlos, de 71 años, se ha autoaislado en su finca de Balmoral, en el noreste de Escocia, después de presentar síntomas leves de COVID-19.

Es la primera intervención de la reina en momentos difíciles desde la muerte de su madre en 2002. Antes se dirigió a la nación en 1991 durante la primera Guerra del Golfo y en 1997 en la víspera del funeral de la princesa Diana de Gales.

Notiespartano/DW.com

Compruebe también

China y EEUU “al borde de una Guerra Fría”

China y EEUU “al borde de una Guerra Fría” dijo el ministro de Exteriores de China, Wang Yi,