Llevar unos hábitos de vida saludables es esencial para disminuir el riesgo de enfermedades. Y tener y mantener una alimentación sana y equilibrada es uno de esos hábitos, un pilar fundamental que puede ayudarnos a proteger y a mantener (más) fuerte nuestro sistema inmune, es decir, la defensa natural de nuestro cuerpo contra las infecciones.

¿Cómo debe ser nuestra alimentación para hacer más fuerte nuestro sistema inmunológico? José Manuel Fernández García, responsable del grupo de nutrición de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMERGEN) explica a EL ESPAÑOL que lo más importante es seguir una dieta saludable, aquélla que se recomienda para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, porque esta dieta también mejora el sistema inmunitario.