Consejos para mantener buenas relaciones laborales desde casa

Pasar de la oficina a la casa puede ser la oportunidad para mejorar las relaciones laborales, reducir los gastos y aumentar la productividad. Sin embargo, también es un cambio que representa muchos retos tanto en el ámbito personal como profesional.

A continuación, algunos consejos para mantener un buen ambiente, cuidar las relaciones laborales y evitar al máximo los conflictos con los colegas e, incluso, con los familiares.

Organización

En cualquier trabajo es fundamental mantener el orden. Pero cuando se trata del teletrabajo, hay que ser más estrictos. Ser desordenado puede traer numerosos problemas con los compañeros de trabajo y los jefes. Esta situación es especialmente importante en los trabajos que requieren agilidad, pues si no tiene a la mano archivos, documentos, herramientas o fechas, el tiempo que demore en una actividad se puede alargar de forma innecesaria.

¿Debo suspender la relación laboral ante la pandemia del coronavirus covid-19?

Para organizar se puede hacer uso de aplicaciones como Tiktik, Trello, Google Calendar y OneNote, entre otras. Estas herramientas permitirán programar sus días y distribuir funciones dependiendo de las necesidades y las del equipo de trabajo.

No abusar de las herramientas

Paradójicamente, el uso excesivo de herramientas de organización y gestión puede generar distintos problemas. Si el equipo utiliza más de dos plataformas para comunicarse, esto puede generar caos a la hora de acatar órdenes o coordinar tareas.

De igual forma, sobrecargarse de herramientas de organización hará que los trabajadores se abrumen. Como consecuencia, pasarán más tiempo manejando aplicaciones que ejecutando las funciones propias de su cargo.

Para no sobrecargarse con aplicaciones, el portal especializado en tecnología Xataca recomienda centrarse en aquellas que de verdad aporten valor a las tareas. Aún más si permiten gestionar varios tipos de funciones en una sola plataforma.

Aprenda a desconectarse

“Aunque se tenga acceso al sistema de la empresa o al correo electrónico del trabajo las 24 horas del día, se deben establecer tiempos de trabajo y de esparcimiento”, aconseja el portal estatal colombiano teletrabajo.gov.co.

Las relaciones laborales con el equipo de trabajo se mantendrán sanas si se es capaz de encontrar espacios para entretenerse. Esto mejora el estado de ánimo y la concentración durante las horas laborales.

Asimismo, para evitar problemas con los familiares es mejor que se procure desconectarse después de terminar las tareas de teletrabajo. Para lograrlo se debe trabajar hasta una hora específica o cumplir con la que se asignan en la empresa. Si el empleo comienza a invadir las relaciones interpersonales, seguramente atraerá conflictos. Se debe concentrarse en una actividad a la vez.

Comunicación

Es fundamental que se esté pendiente de sus canales de comunicación durante el turno de trabajo. No hay nada más irritante para los colegas que tener que esperar demasiado por respuestas a preguntas que tardan muy poco en responderse.

Recordar que no está compartiendo un espacio físico con los compañeros y que si se ausenta de sus canales de comunicación es como si abandonara su puesto de trabajo. Se deben cuidar las relaciones laborales con una comunicación constante.

Mantener una relación constante con los compañeros
A pesar de que se esté en medio de un aislamiento preventivo, procurar estar cerca del equipo de trabajo. “Aunque durante la emergencia ocasionada por el virus lo que más se evita es el contacto físico, hay muchas maneras de sostener una relación y comunicación fluida con los compañeros. Por ejemplo, las plataformas de mensajería instantánea”, señala el portal teletrabajo.gov.co.

Seguramente esto haga falta para mantener la buena comunicación, pero también ayudará a mantener alta la moral. No es lo mismo trabajar rodeado del equipo que estar todo el día frente a la pantalla de un computador.

Seguridad

El gerente de la firma de Seguridad Informática Frontech, Alexander Ramírez, aseguró que hay diversos riesgos a los que se enfrenta una compañía cuando se practica el teletrabajo. Uno de ellos es que “el trabajador puede acceder desde su computador a archivos maliciosos enviados por correo electrónico o redes sociales. Los malware roban todo tipo de información, como las contraseñas, tanto del empleado como del empleador”.

Ramírez afirma que una de las mejores formas de evitar intromisiones de terceros es que el trabajador le asegure a la empresa que hará uso de la red de wifi de su casa. Es decir, no se estará conectado a redes desconocidas o públicas. Se recuerda tener responsabilidad informática para no darle un dolor de cabeza al equipo de trabajo.

Cuidar el uso de herramientas como WhatsApp

Uno de los problemas más comunes en el teletrabajo es el mal uso de las redes sociales que hacen algunos empleados y empleadores. Si se desea manifestar la opinión personal, es mejor que lo haga en grupos de amigos o familiares, no en espacios en línea en los que se comparte información laboral.

Asimismo, se debe tomar esta clase de grupos como canales de comunicación semiprivados, por los cuales se comparte información empresarial que no tiene derecho de compartir con cualquiera. Evitar sanciones dentro y fuera del trabajo.

Fijar objetivos claros y que se adapten

Este consejo aplica para cualquier empleado, pero es de especial importancia para empleadores, jefes y coordinadores. Puesto que en la mayoría de los casos, las empresas están teniendo que teletrabajar por la contingencia de la cuarentena, sus objetivos como líder y como empleado deben adaptarse.

No exigir los mismos resultados a empleados que están empezando a utilizar nuevas herramientas. Esto evitará conflictos dentro del equipo de trabajo y permitirá evitar la frustración en los miembros.

Tomárselo en serio

Los jefes y compañeros apreciarán la seriedad con la cual se siga trabajando. Vestirse adecuadamente para las teleconferencias, no trabajar en pijama, evitar comer en cantidades mientras trabaja. Y, sobre todo, no consultar las redes sociales que no son necesarias para el cumplimiento de las funciones.

Si se toma el teletrabajo como una especie de vacaciones, los compañeros y los jefes lo notarán y podría reflejar una imagen de desinterés frente a su cargo y frente a las funciones. Es de especial importancia que se siga cumpliendo con las labores y los horarios con el mismo rigor con el que lo hace cuando se debe asistir a la empresa de forma presencial.

Compruebe también

¿Sospechas que te han robado la cuenta de Netflix? Te decimos cómo salir de dudas

En tiempos de permanencia en casa por la expansión del COVID-19 en casi todo el mundo, …