Guatemala ordena toque de queda, Panamá dos nuevas muertes por coronavirus

CIUDAD DE GUATEMALA/CIUDAD DE PANAMÁ, 22 mar (Reuters) – El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, ordenó un toque de queda que regirá por ocho días, desde el domingo, para prevenir el incremento de los casos de coronavirus, un brote que el sábado dejó dos nuevas muertes en Panamá, incrementando el total de fallecidos a tres en el país centroamericano.

La enfermedad, que apareció en China a fines del año pasado, ha golpeado duramente a la economía mundial, obligado a millones a guarecerse en sus casas y cobrado la vida de 11,837 personas alrededor del mundo, según un recuento de Reuters.

«Si nosotros vemos la curva del crecimiento de la enfermedad estamos entrando a las semanas más peligrosas», dijo Giammattei el sábado desde un complejo de bodegas convertido en hospital temporal para atender a los pacientes contagiados.

«No ha sido fácil tomar decisiones, no ha sido fácil sentir la responsabilidad de 18 millones sobre mi espalda (pero) a partir de mañana se instala un toque de queda en nuestro país por ocho días desde las cuatro de la tarde hasta las cuatro de la mañana del día siguiente», agregó.

La autoridad, un médico cirujano de 64 años, precisó que serán exceptuados de la medida los vehículos de la fuerza pública, el transporte de carga, los puertos, motoristas de farmacias y restaurantes y podrán permanecer abiertos los negocios de la cadena de abastecimiento de bienes básicos.

NUEVAS MEDIDAS

En la última semana, los gobiernos de Centroamérica, una región de unos 50 millones de habitantes entre México y Colombia, han profundizado sus medidas para prevenir los contagios del coronavirus, como restringir los vuelos, cancelar eventos masivos y suspender las clases.

A pesar de ello, el brote sigue avanzando y, hasta el sábado, se contabilizaban 17 casos y un fallecido en Guatemala, 26 infectados en Honduras y dos en Nicaragua.

La noche del sábado, el presidente Nayib Bukele anunció una «cuarentena domiciliar» para todos los salvadoreños por 30 días, una medida que, dijo, causaría «molestias», pero consideró necesaria para frenar el brote que ha dejado tres infectados en el empobrecido país centroamericano.

«Vamos a tomar algunas decisiones rápidas que van a tener errores, que van a causar molestias, que van a causar costos increíbles a nuestra economía», dijo el mandatario en cadena nacional.

Durante la cuarentena sólo podrá salir una persona por familia a hacer compras, además de servidores públicos, doctores, trabajadores de carreteras, energía, bancos y restaurantes. También están exceptuados los periodistas, militares, policías y repartidores de comida y transportistas.

Por otro lado, Panamá reportó el sábado 245 casos de coronavirus, desde los 200 de la víspera y dos nuevas muertes, para un total de tres. En Costa Rica se reportaron 117 infectados y dos muertos. Ambos países se mantienen con la mayor cantidad de casos en la región.

Para combatir la epidemia, la tarde del sábado, el Congreso de Costa Rica aprobó un crédito de 500 millones de dólares con el banco de desarrollo de América Latina, CAF. El dinero será destinado a un fondo del 3% del PIB del país.

El crédito aún debe discutirse en una segunda sesión, pero es un hecho que recibirá luz verde por la abrumadora mayoría que lo respaldó: 46 votos a favor y sólo uno en contra.

«Costa Rica sólo ha tenido cuatro nuevos casos de #COVID19 en las últimas 24 horas. Eso no significa que debemos bajar la guardia, al contrario debemos intensificar medidas», escribió el presidente Carlos Alvarado en su cuenta de Twitter.

«Sigamos en la casa y acatando las órdenes del Ministerio de Salud», agregó.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Colombia amplía cuarentena hasta julio para contener el virus

El Gobierno colombiano anunció la prolongación por un mes de la cuarentena contra el coronavirus …