Coronavirus; Cómo sobrellevar la afectación emocional, por Ali Smaili Marin

La reciente Pandemia de Coronavirus (COVID 19), ha ocasionado un cúmulo de emociones negativas y pensamientos distorsionados  en un buen porcentaje de la población mundial, ello en buena medida a causa de la inmensa y variopinta  cobertura en todo tipo de redes y medios de comunicación.

Ahora bien, colocando en perspectiva lo que acontece, debemos comenzar por conocer lo que nos dice la OMS (Organización Mundial de la Salud), máxima autoridad en materia sanitaria a escala mundial, al respecto y a partir de ese conocimiento actuar.

Sugerimos a la población en general:
 
– No sacar conclusiones de manera arbitraria sobre el particular, tomando en consideración solo detalles parciales sino que se debe  tomar en cuenta de manera global todo lo que se sabe al respecto (toda la información objetiva y veraz de autoridades con aval  y reconocimiento).
 
– Evitar magnificar en nuestros pensamientos elementos negativos generadores de preocupación, angustia y miedo, minimizando simultáneamente los detalles positivos mayoritarios que deberían generarnos tranquilidad al respecto del tema.
 
– No pensar de manera absolutista ( todo o nada ) sino tener en cuenta los matices a la hora de racionalizar sobre el tema.
 
– Evite todo aquello que lo lleve a concluir con palabras como: Nunca, nadie, todos, jamás, siempre.
 
. Ocupese en actividades que le sean relajantes, evite el excesivo ocio.
 
– Informe a sus familiares y amigos de manera cabal y responsable, tranquilizandolos 
y sin generarles miedos innecesarios.
 
– Haga gala de sus mejores características  de personalidad para ser fuente de inspiración y sosiego y no de angustia y desesperanza para usted y los suyos.
 
– Jerarquice sus problemas y prioridades, lo que hasta ayer era importante y le afectaba no deja de serlo por el surgimiento de esta pandemia (sobredimensionada en cuanto a sus efectos y probables consecuencias), dedique su energía mental y física  de manera proactiva en sus cosas, prestando atención a este nuevo estresor (pandemia) de manera proporcional sin carastrofizar la situación.
 
– Si su afectación emocional o psicológica le resulta de difícil manejo, busque ayuda, contención y tratamiento con profesionales acreditados en salud mental ( Psiquiatras, Psicólogos ), evite «asesorías» con personas no calificadas para ello.
 
Lo importante es buscar información fidedigna, y en eso lo ayudamos explicando que dice la OMS respecto al Coronavirus

 » ¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

¿Qué es la COVID-19?

La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.

Adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar la COVID-19:

¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?

Lávese las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pueda haber en sus manos.

Mantenga una distancia mínima de 1 metro (3 pies) entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.

¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotículas de líquido que pueden contener el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotículas y con ellas el virus de la COVID-19, si la persona que tose tiene la enfermedad.

Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca

¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad.

Tanto usted como las personas que les rodean deben asegurarse de mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.

¿Por qué? Los virus se propagan a través de las gotículas. Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus como los del resfriado, la gripe y la COVID-19.

Permanezca en casa si no se encuentra bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona.»

Teniendo en cuenta esta información debemos primeramente comenzar por decir que si bien es cierto que estamos ante una pandemia, es importante resaltar que el 98% de las personas que la lleguen a padecer, la superarán sin secuelas para su vida.

Es una gripe que en la mayoría de las personas pasará sin presentar sintomatología o presentando síntomas típicos de los cuadros gripales sin mayores complicaciones.

Existen medidas profilácticas efectivas que limitan su contagio y  expansión.

AliSmailiMarin

Miembro de la Junta Directiva Nacional de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría

Compruebe también

De RCTV a DIRECTV, por César Pérez Vivas

De RCTV a DIRECTV hay un común denominador: la destrucción de la libertad, la consolidación de una dictadura,