Estaciones de gasolina se vacían mientras gobierno prohíbe colas para frenar el coronavirus

Un trabajador se sienta cerca del surtidor en una estación de servicio vacía después de una orden de cerrarlas en el fronterizo estado Zulia, en un intento de contener la propagación del coronavirus (COVID-19) en Maracaibo, Venezuela Marzo 18, 2020. Foto tomada el 18 de marzo, 2020. REUTERS/Isaac Urrutia

MARACAIBO, Venezuela, 18 mar (Reuters) – Algunas estaciones de servicio en Venezuela estaban inusualmente vacías el miércoles, luego que las autoridades regionales prohibieran las colas para surtir de gasolina como parte de la cuarentena nacional para contener la propagación del coronavirus.

Venezuela tiene las mayores reservas de petróleo en el mundo, pero el combustible para vehículos se ha vuelto cada vez más escaso en el último año debido a las sanciones de Estados Unidos que buscan la salida del poder del presidente Nicolás Maduro así como por la caída de la producción y la menor refinación de la estatal petrolera PDVSA.

Las colas de horas en las estaciones de servicio se han convertido en algo común en el país petrolero.

Pero las prohibiciones de filas, ordenadas por las autoridades esta semana en los estados occidentales de Táchira y Zulia y el sureño Bolívar, suceden en momentos en que aumentan los riesgos de fallas de abastecimiento de combustible.

En lo que va del mes solo 71.250 barriles por día (bpd) de combustible se han descargado en los puertos venezolanos, en comparación con 166.000 bpd en enero y 177.000 en febrero, según documentos de PDVSA vistos por Reuters y datos de Refinitiv Eikon.

Aproximadamente, 55.000 bpd más están en camino a Venezuela o esperando en la costa para descargar en lo que resta de mes.

Las refinerías de Venezuela, que tienen la capacidad de producir alrededor de 1,3 millones de barriles por día (bpd), están en estado crítico.

Procesaron solo 154.000 bpd de crudo en promedio en enero y febrero, según un documento interno de PDVSA visto por Reuters, muy por debajo de la demanda interna de combustible de aproximadamente 300.000 bpd.

Ni PDVSA ni el Ministerio de Petróleo de Venezuela respondieron a las solicitudes de comentarios.    Las autoridades regionales dijeron que prohibieron las ventas y las colas para salvaguardar la salud pública y garantizar que los servicios médicos y de seguridad tuvieran suficiente combustible para el transporte.

Venezuela, cuyo sistema de atención médica sufre de escasez de medicamentos y servicio eléctrico y de agua, ha reportado hasta el martes 36 casos de coronavirus.

Las autoridades del estado Zulia dijeron que las personas que tienen sesiones de quimioterapia o diálisis podían solicitar permisos para cargar gasolina y movilizarse hacia los centros donde reciben sus tratamientos.

    Pero no todos tuvieron éxito. Luis Urdaneta, de 56 años, dijo que necesitaba gasolina para llevar a su hermana a un centro de diálisis para tratar su enfermedad renal, pero se le negó el permiso.    «Me queda un cuarto de tanque, porque lo he ahorrado lo más posible», dijo Urdaneta, temiendo que él y su hermana tuvieran que caminar a la clínica. «Me da miedo que en una caminata de esas se me muera».

Una fuente de PDVSA dijo que la llegada de más tanqueros en los próximos días aliviará la situación del combustible.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Llegaron al país 32 toneladas de insumos médicos con el apoyo de Unicef

Llegaron al país 32 toneladas de suministros médicos, como parte de la cooperación del Fondo de las Unicef