Sobre la Cuarentena del Coronavirus en Venezuela, por Sergio Sánchez

Los gobiernos de los países donde están aplicando cuarentenas (aislamientos) garantizan la salud, comida, servicios y en general, la vida durante esta cuarentena. 

En Venezuela la población trabajadora somos quienes garantizamos nuestra supervivencia y la de nuestros familiares ¿tienen idea quienes imponen esta medida, las consecuencias de la cuarentena en la Venezuela actual?

En Venezuela nadie puede vivir sólo con sus salarios. Las familias se combinan para sobrevivir: reparan carros, siembran, venden, van a colombia y traen mercancías, dan clases, reparan lavadoras, en fin, resuelven su supervivencia. 

La clave de esta supervivencia es la movilidad de las personas.

EEUU y Europa garantizan hasta los salarios de los trabajadores en estas cuarentenas, salarios que alcanzan para vivir. 

En Venezuela en esta cuarentena, nadie garantiza, ni siquiera, el salario miserable. Por lo tanto, quien no pueda salir a resolver, no podrá comer.

Por dar un ejemplo, Inglaterra afronta esta crisis bajo otra lógica epidemiológica para reducir el impacto en su población. Están dejando que toda su población de menor riesgo (menores de 70 años) sigan su vida normal y se enfermen paulatinamente (prohiben las conglomeraciones para reducir la carga viral) para tener una población resistente, y solo están en cuarentena y con atención especial los adultos mayores. En este segmento de alta vulnerabilidad concentran sus recursos y esfuerzos.

Podríamos combinar el aislamiento voluntario con la cuarentena de adultos mayores, la prohibición de actividades masivas con medidas de mitigación de riesgos en espacios públicos (como la mascarilla) sin imponer una cuarentena general que es imposible de cumplir para la gran mayoría que depende de su trabajo.

Quienes gobiernan tienen tantos años sin tomar un bus, sin quedarse sin agua, sin tener que trabajar para sobrevivir, que plantean una estrategia absolutamente divorciada de las condiciones concretas de supervivencia diaria del Venezolano. Quizás en Japón, Corea o Noruega funciona el aislamiento porque tienen TODO garantizado. Y sin duda, si llegara comida o un salario digno a la casa mientras estamos en cuarentena, bienvenida sea pues entendemos que el aislamiento alarga la aparición del virus en la población y permite atender mejor a las victimas. Pero ese no es el caso Venezolano pues la población mayoritaria no tiene ahorros para estar 45 días sin trabajar.

En las condiciones actuales de Venezuela, sin ningún tipo de seguridad, es peor el remedio que la enfermedad.

SergioSánchez

Compruebe también

Otra mentira, por Manuel Avila

Otra mentira cae sobre los hombros de la Venezuela marginada que no encuentra la fórmula para soltarse del nudo mortal