Caraballo (Blockchain Hub): El petro es parte de un desorden monetario descomunal

El Ingeniero Luis Gilberto Caraballo Rodríguez, CEO de Blokchain Hub Venezuela analiza cómo se está desarrollando el mercado de las criptomonedas en el país y fundamentalmente cuál ha sido la aceptación y uso de la criptodivisa ideada desde el Gobierno, el petro.

En entrevista exclusiva con Banca y Negocios, Caraballo, quien es docente en áreas de prospectiva estratégica y tecnología, considera que tal y como está concebido el petro, éste no podrá tener éxito no solo en Venezuela sino en el ecosistema de las criptodivisas.

– ¿Qué características tiene una criptomoneda? ¿Cuál es su atributo principal?

– La criptomoneda es un activo digital que corre bajo blockchain y tiene un basamento legal que lo conforma su libro blanco o Whitepaper. Al estar basado en blockchain, una criptomoneda debe ser transparente, confiable, inmutable, ya que su información será replicada en diferentes nodos de forma cifrada o lo que se conoce como critografiada. El registro de información será realizada en consenso entre los diferentes nodos, lo que le otorga su validez y debe ser transparente. Todos estos elementos le confieren su principal atributo, que es la combinación de confianza y credibilidad

– ¿Cómo califica al petro? ¿Realmente es una criptomoneda?

– El petro tal como lo dice su libro blanco fue constituido bajo el concepto de preminado privado;  es decir, lo realiza el gobierno y los nodos que las autoridades consideren, y se hizo con una emisión de 100.000.000 de monedas. El punto importante es que el valor del petro lo ataron al petróleo, oro, y otros minerales. Siendo el mercado del petróleo uno de los más complejos, esto le resta la naturaleza esencial de cualquier criptomoneda, que es la credibilidad y confianza que se pueda tener en ella, ya que su precio no depende de las transacciones que hagan los compradores y vendedores, sino que está sujeto al otro mercado, que es el petrolero. Esto no ayuda para nada a sentar credibilidad en torno al petro. Técnicamente tiene su libro blanco o whitepaper, pero estructuralmente padece de los problemas mencionados.

– ¿El petro tiene potencial de ser el sustituto del bolívar como moneda de curso legal de Venezuela?

– Por estar anclado al petróleo, el petro no genera confianza, por lo que puede tener oferentes pero carece de demandantes. Es decir compradores, lo que lo constituye en una “criptomoneda” que no tiene un flujo natural de compraventa, y que está atada a que haya el pago de algún bono o de imposición de pagos, por parte del gobierno, de algún bien y servicio. Este no es el deber ser de una criptomoneda cuyo crecimiento o estabilización en un mercado es producto de sus transacciones y no de terceros. Por otra parte, si se intentara la sustitución del bolívar por el petro esto traería un estancamiento del flujo natural del dinero, como no ocurre en cualquier país donde las transacciones no dependen de que hay o no un decreto o el pago de algún subsidio.

– Otras experiencias –

-¿Hay experiencias exitosas de criptomonedas impulsadas por gobiernos de algún país del mundo?

– En las Islas Marshall -que son un conjunto de islas en el Pacifico -lanzaron la primera criptomoneda llamada SOV y que, según lo dictamina su libro blanco, estará a la par con el dólar; es decir, un tipo de cambio uno a uno. Los usuarios verificados serán los que podrán realizar transacciones con el SOV. Las autoridades han indicado que la moneda oficial, que es el dólar, no desaparecerá por completo. Otros países que están en este camino son Francia y China, los cuales están avanzando aceleradamente. En cuanto a Francia es una moneda emitida por el Banco Central dirigida al sector financiero privado. En China se creará el Xuperchain y tal como lo indica su whitepaper “su rol es el de ayudar a modernizar la capacidad de gobernanza de China”. Por otra parte también la Unión Europea tiene planes de crear su propia moneda digital y sus dirigentes están estudiando de forma amplia las regulaciones que esto traería.

– ¿El comercio venezolano puede confiar en el petro como criptodivisa?

– Creo que esto es una respuesta que podemos obtener de la experiencia vivida en diciembre pasado, cuando una gran cantidad de comercios, que recibieron petros, luego no tenían quién se los pudiera comprar. Aparecieron algunos compradores, pero los estaban adquiriendo a mitad de precio, lo que, por supuesto, generó pérdidas a los comerciantes que aceptaron los petros que emitió el gobierno de Maduro, como pagos.

– Biopago, la otra opción –

– ¿Qué potencial tiene el sistema Biopago en el país? ¿Está el Banco de Venezuela en capacidad de ser el único oferente de sistema Biopago?

– El potencial es muy alto, y seguramente se le unirán otros mecanismos como es el reconocimiento facial, de voz, de retina que ya existen en otras partes del mundo. También el QR code está siendo utilizado para agilizar las transacciones que se realizan. Creo que estos medios de pago se irán expandiendo sin mayores dificultades es cuestión de tiempo. De la misma forma como esta transición se inició en muchos países asiáticos, donde ingresaron paulatinamente y luego se convirtieron en sistemas de uso masivo

– ¿Cree usted que la banca privada se insertará en el esquema de Biopago?

 -Si, lo podrá hacer como lo ha ocurrido en muchos países donde el reconocimiento facial, la huella dactilar, QR code constituyen instrumentos que permiten agilizar las transacciones en las agencias, comercios, etc. Es una tendencia mundial con múltiples usos y con un gran potencial de aplicación.

– El bolívar y el ecosistema cripto –

– ¿Cómo califica o pondera usted el ecosistema de las criptomonedas en Venezuela?

-En Venezuela hay un flujo importante de Bitcoins. Somos el segundo país de América Latina en volumen de transacciones con esa criptomoneda. Las que se transan en los exchanges de Venezuela generalmente son Bitcoins, Theter, litecoin, Dash. Me parece que es un mercado naciente que pudiera ser desarrollado de forma importante, pero que hay que crear aún mucha cultura para que se conozca de forma amplia cómo estas criptomonedas son capaces de generar confianza, credibilidad, transparencia, bajar los costos de las transacciones y que se efectúen de forma rápida, lo que las constituye en un medio de pago versátil.

– ¿Qué va a pasar con la moneda de curso legal de Venezuela, el bolívar?

Considero que hasta que no existan reformas estructurales a nivel económico y se cambie el modelo que impera actualmente, vamos a estar padeciendo de estos procesos de continuos ajustes. Al caer la entrada de divisas al país, producto de la baja producción petrolera y de los precios actuales del crudo, sucesos que mermaron los ingresos en divisas, ha quedado con mayor visibilidad que el modelo económico socialista carece de viabilidad.

«El socialismo es un modelo apalancado en subsidios y que no genera un aparato productivo que permita mantener los procesos comerciales indispensables para la sociedad Venezolana. En cuanto a lo de la moneda legal, que hasta ahora sigue siendo el bolívar, y la entrada de forma importante del dólar como moneda de uso comercial -cerca del 80 % del país estará dolarizado para fines de año-, lo que se ha generado es un desorden monetario descomunal que lo acompaña el petro y otras divisas que se intercambian producto de la escasez  y de la pérdida de valor de nuestra moneda«.

Notiespartano/BancayNegocios

Compruebe también

Cámaras de comercio de Centroamérica exigen reactivación equilibrada

Las Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco) exigió este jueves a los …