Chilenas marchan por derechos y protagonismo político en el Día de la Mujer

Un grupo de mujeres se manifiesta en la marcha del Día de la Mujer en Santiago, Chile, el 8 de marzo de 2020. REUTERS/Sofia Yanjari

SANTIAGO, 9 mar (Reuters) – Con pañuelos verdes y morados, banderas contra la violencia, exigiendo derechos sexuales y políticos, una multitud de chilenas inundó el domingo las calles de Santiago y otras ciudades para conmemorar el Día de la Mujer y resaltar su participación en el estallido social que comenzó en octubre.

En un caluroso día del verano austral, niñas, jóvenes, adultas y ancianas ocuparon al menos unos 3 kilómetros de la principal avenida del centro de Santiago y algunas calles aledañas.

Según la policía, 150.000 personas participaron en la marcha en Santiago y unas 35.000 en el resto del país, una cifra que contrasta con los 2 millones que señalaron a través de sus redes sociales las organizadoras de la Coordinadora 8M solo para Santiago.

«Somos una generación de mujeres que gritó y despertó. Ya no tenemos miedo, nos atrevemos a hablar y a luchar», dijo a Reuters Valentina Navarro, de 21 años, que iba con un grupo de amigas, todas con pañuelo verde al cuello, el símbolo que las argentinas popularizaron por la legalización del aborto.

«Vinimos para reivindicar nuestras propias batallas, pero alentadas también por el estallido social, porque el movimiento feminista reavivó la revuelta», añadió la joven en referencia a la ola de protestas sociales que estalló en octubre y se reactivó hace unas semanas.

Grupos de mujeres replicaron durante la marcha del domingo la coreografía «Un violador en tu camino» del colectivo feminista Lastesis, que a fines del año pasado se viralizó rápidamente en medio del estallido social.

La ola de protestas movilizó en su momento más alto a más de un millón de personas exigiendo bienestar y derechos sociales. Las movilizaciones dejaron al menos 31 muertos, miles de heridos y detenidos, hundieron la popularidad del gobierno del centroderechista Sebastián Piñera y golpearon a la economía chilena.

Unas 1.700 policías, sólo mujeres, custodiaron la seguridad en la capital y otras ciudades del país. En Santiago se registraron algunos choques entre manifestantes y fuerzas del orden en los alrededores del palacio presidencial y otros puntos de la ciudad, que dejaron 19 policías heridos y 16 personas detenidas.

«Sabemos que hoy vamos a hacer historia. Hoy inauguramos un año de movilizaciones, de revuelta, donde el feminismo va a ser protagonista», dijo más temprano a la prensa Javiera Manzi, una de las portavoces de la Coordinadora 8M, que mas tarde en su cuenta de Twitter insistió en el carácter «histórico» de la masiva convocatoria.

Organizaciones feministas han llamado a que las mujeres no asistan el lunes a sus lugares de trabajo ni de estudio.

Además de las reivindicaciones del 8 de Marzo, las mujeres en Chile salieron a la calle para exigir más participación política, de cara a un plebiscito el 26 de abril para escribir una nueva Constitución. Esta semana, legisladores aprobaron un mecanismo para garantizar la paridad entre hombres y mujeres en una eventual Asamblea Constituyente.

«Las mujeres demandamos más espacios de equidad no sólo en el ámbito social, sino también económico y político», dijo Constanza Del Valle, de 23 años, que llevaba un cartel púrpura de la campaña por el «Apruebo» para una nueva Constitución.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Argentina extiende la cuarentena hasta el 7 de junio

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, extendió el sábado la cuarentena por la pandemia del coronavirus …