Adiós a la retención de líquidos

Moderar el consumo de sal, no estar mucho tiempo sentados y practicar ejercicio físico regularmente son la clave para decir adiós a la retención de líquidos, según la experta Katherine García, endocrinóloga del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

La retención de líquidos o edema (es su nombre científico) es probablemente uno de los problemas más comunes que dificultan el control del peso. No se trata de ninguna enfermedad en sí, sino de un síntoma derivado o producido por ciertas posturas, enfermedades o incluso por efectos secundarios de algunos fármacos.

García explicó a El Español que la retención de líquidos consiste en un exceso de agua acumulado en los tejidos del cuerpo, procedente de los pequeños vasos sanguíneos, lo que provoca hinchazón en cualquier parte del cuerpo.

Cuando una persona sufre retención de líquidos es importante adoptar una dieta fundamental: moderar y disminuir el consumo de sal. Ésta sin duda la clave para mejorar y solucionar este problema.

“La manera de combatir el exceso de líquidos con la alimentación es limitando el consumo de sal: moderar el aporte de sal cuando cocinamos, evitar el salero en la mesa y evitar el consumo de alimentos elaborados con alto contenido en sal leyendo el etiquetado del alimento”, aconseja García.

Entre otras medidas están: poner las piernas en alto, evitar estar mucho tiempo sentados, mover las piernas y por supuesto, practicar o hacer ejercicio de forma regular.

Compruebe también

¿Cómo hidratar los codos y rodillas?

Son dos partes de nuestro cuerpo que no acostumbramos a darles la atención que se …