¿Cómo aclarar la piel quemada por el sol?

Cuando no prestamos atención y nos quemamos la piel de forma dispareja y nos quedan marcas de prendas de ropa, no nos sentimos a gusto. Entonces, es posible que pensemos que aclarar la piel quemada por el sol puede ser la solución.

Sin embargo, aún cuando las quemaduras solares no nos resulten estéticamente agradables, lo más importante no es aclararla sino intentar hidratarla y cuidarla de la mejor manera posible. Solo de esta forma podremos lograr aliviar el enrojecimiento y emparejar el tono.

En caso de que tengamos dudas acerca de cómo cuidar la piel en estas circunstancias u otras cuestiones afines, siempre podemos consultar con el dermatólogo, tal y como afirma la Dra. Rocío Gil Redondo.

Más que aclarar, cuidar la piel quemada por el sol

Aplicándonos protector solar a diario y retocándolo cada vez que haga falta podemos prevenir en gran medida las quemaduras solares y, asimismo, quedar con un tono de piel disparejo. Sobre todo en época de verano, cuando todos queremos lucir un bronceado atractivo.

Ahora bien, si ya tenemos un tono disparejo, no debemos abandonar la aplicación de protector solar. Más bien debemos cuidar esto aún más para evitar quemarnos más y acentuar el problema.

Además de aplicarnos suficiente protector solar, debemos mantener una buena hidratación. Esto quiere decir que debemos estar pendientes de aplicarnos un buen after sun y una crema hidratante. No solo cuando sentimos mayor ardor, sino a diario.

Adicionalmente, deberemos mantener una buena hidratación a nivel interno. Esto quiere decir que debemos asegurarnos de beber suficiente cantidad de agua al día, en función de la sed, y consumir alimentos sanos (como las frutas) que nos ayuden a lograr este objetivo. Algunas de las opciones más populares suelen ser la sandía y el melón, pero existen muchas más por las que podemos optar.

Descubre: 3 bebidas frutales para hidratarse

¿Hidratar la piel con aloe vera?

El aloe vera es una planta que, según creencias populares, todos deberíamos tener en el hogar para cuidar la piel, sobre todo, en caso de sufrir alguna quemadura leve o quemadura solar.

Cortando una de sus pencas, abrirla a la mitad, extraer la pulpa y limpiarla con abundante agua y luego aplicar el gel sobre la zona afectada, puede proporcionar alivio, además de hidratación.

No obstante, hay que aclarar que, para que el aloe vera pueda brindar buenos resultados, debemos combinar su aplicación con otros buenos hábitos, como los ya mencionados anteriormente. Además, deberemos ser constantes en su aplicación. No valdrá con aplicarlo un día, habrá que aplicarlo con regularidad.

La prevención es clave para evitar aclarar la piel quemada por el sol

A pesar de todas estas soluciones, queremos volver a incidir en la importancia de no exponerse al sol de forma indebida. A veces no basta solo con aplicarse protector solar, sino que debemos responder a preguntas como: ¿lo reponemos a lo largo del día o utilizo un factor de protección adecuado para mi piel?

Asimismo, no nos podemos olvidar de otros elementos que nos protegen del sol. Por ejemplo, las gafas, utilizar un sombrero, una especie de chal fresco para cubrir los hombros… En definitiva, complementos que evitarán la piel quemada por el sol.

La piel quemada por el sol no solo provoca manchas indeseables, sino que nos hace vulnerables de sufrir cáncer de piel. Por eso, protegerse es muy importante. Ya que tenemos tantas opciones a nuestro alrededor para hacerlo ¿por qué no utilizarlas?

No salgamos nunca a la calle sin protector solar, en la playa o la piscina utilicemos una sombrilla y no nos olvidemos de las gafas de sol. Prevenir es el mejor de los remedios.

Compruebe también

Desarrollan un filtro de aire capaz de matar al coronavirus instantáneamente

Un equipo de investigadores de la Universidad de Houston acaba de anunciar el desarrollo de …