Voltereta legislativa, por Manuel Avila

Aquí a Margarita llegaron mensajes de las cúpulas nacionales de los partidos para que incorporaran a diputados que nada tenían que ver con nuestra realidad. Los cuatro compadres aceptaron el cuadre y así nos impusieron «La Doble R» que se impondría por encima de los cacicazgos políticos regionales. Por eso decidieron que iban los dos caraqueños en combinación con el grupo de compadres de la Margarita política. De esa forma se montaron los mismos tipos de siempre al frente de los curules legislativos nacionales. No fue producto de elecciones primarias cómo ha debido ocurrir, sino como resultado de las negociaciones tras bastidores que terminaron elevando a los mismos tipos a los cargos legislativos nacionales.

De esa forma Nueva Esparta fue perdedora de nuevo con los 4 compadres al frente de las credenciales legislativas que garantizaban desde ese momento el fracaso de la defensa de los intereses de Nueva Esparta en la AN. Esa treta de las cúpulas dio de nuevo los mismos resultados con diputados que solo se plegaron a la propuesta Guaidó y uno se fue al exterior a dirigir su orquesta amarilla como si estuviese dando clases en la Universidad Nacional Abierta desde la distancia y sin argumentos para defender a Nueva Esparta. Por eso le dije recientemente al Chivo Narváez que se pusiera los patines o quedaba fuera de juego porque ya los 4 compadres se andan repartiendo los curules sin hacer nada por la región. Y es que si ni siquiera han visitado los diputados los circuitos donde los eligieron y de manera caricaturesca cómo insisten en querer ser electos de nuevo para un período nuevo de diputado nacional.

Si preguntamos en los circuitos electorales insulares encontramos que los tipos ni se han presentado por esas barriadas a preguntar cómo van las cosas en medio de la crisis, ni siquiera por los servicios públicos, por la seguridad, por la salud, por la falta de medicinas y menos por la inflación que es la peor tragedia nacional. Creer que la gente los va a volver a elegir por pertenecer a los partidos de los 4 compadres es parte de la torpeza de las organizaciones políticas de imponer de nuevo a los mismos que se disecaron en la AN como muñecos de cera sin lanzar un solo ladrido por Nueva Esparta.

Aquí nos dejaron solo con un gobierno inexistente y un Protector invisible, lo que ha dado como resultado una crisis descomunal que ha destruido las condiciones de vida de los neoespartanos. Aquí se secó el cuero insular con nivel agua cero anotado en un  ciclo que ya supera los 46 días como un récord para la región, con un sistema eléctrico colapsado, con un sistema de salud vuelto un ovillo, con una crisis alimentaria descomunal, con los ferris reducidos a cero y uno o dos vuelos diarios a un aeropuerto que recibía 66 vuelos diarios. Con esas carencias se murió el turismo insular ante los ojos de los empresarios del turismo que han realizado grandes proezas para mantener viva a Margarita como producto y nada ha recibido del Gobierno Nacional. Ni siquiera un estímulo a los empresarios del turismo regional que se han secado en el medio de la calamitosa situación del sector.

Por eso cuando asoman que volverán los 4 compadres a aspirar los espacios legislativos nacionales solo queda persignarnos para que Dios nos consiga confesados ante la desastrosas gestión de los que nada hicieron por Nueva Esparta en estos 5 años de pérdida de tiempo. Pero cómo les gusta la mantequilla de ocupar un curul legislativo sin méritos y sin argumentos de peso para venderse ante los neoespartanos como la tapa del frasco. Si estos diputados tuvieran verguenza en más ninguna vida se expondrían a los dictámenes de unos ciudadanos que han visto el peregrinar de unos arrieros de la nada en medio de la crisis política nacional.

Esa enfermiza aspiración de los fracasados diputados nacionales hay que cortarla a tiempo porque el pueblo insular necesita de elecciones primarias para dar matarile a los enemigos del desarrollo de Nueva Esparta. No es que un Cacique de hule impondrá a nadie, si ni siquiera tienen argumentos para buscar los votos para su reelección porque la región se ha ido muriendo de a poquito sin que aparezca un ser que le cante la cartilla a estos gitanos de la perdedera de tiempo.

Qué no crean los diputaduchos que a Nueva Esparta le meterán el nuevo strike de los conciliábulos porque la ola nacional establecerá que aquí deben ocurrir cambios profundos en una sociedad que viene muriéndose lentamente en medio de la mudez legislativa. Esla hora de acabar con las cúpulas enfermas de poder y no pueden los cenáculos partidistas imponer criterios periclitados que dejan en el caminos propuestas momificadas que nada le dicen a Nueva Esparta. Esa campana de la ruptura de los paradigmas obsoletos ya sonó en Maneiro en par de oportunidades cuando un ejemplar joven maneirense se empinó por encima de la partidocracia para llevarse el maillot de la carrera a punta de votos. Y volvió trizas aquella famosa pancarta ideada para mostrar la cara de la vieja política enfrentada a un rostro joven que pulverizó los 17 años de eternización en el poder municipal. Esa lección parece que no la aprendieron los bocones del partidismo porque todavía roncan sueños de volver a no sé que carajo, pues con obras simples ya las huellas de la bestia fueron borradas del mapa municipal. Pero se repitió la misma medicina cuando se realizaron las elecciones de concejales y fue capaz el Alcalde de imponer su terquedad al meter la bicoca de 6 concejales para probar que si se pueden romper los cercos del tabú partidista. Y así se dieron resultados distintos a lo que se venía imponiendo como criterio político y dejó el escenario servido para poner en la mesa las elecciones primarias para cuanto cargo de elección popular se realice en Venezuela.

Esa debe ser la constante por encima de las cupulares formas de hacer política, pues es evidente que hay que reconocer el valor de la gente a la hora de seleccionarlos para un cargo de elección popular, ya que el modelo Mundo Prieto servirá de molde para cualquier incursión en el hecho político nacional. Qué tristeza que un descendiente de Don Luís Beltrán Prieto Figueroa haya asumido posiciones de salta talanquera para vender su dignidad democrática a cuenta de nada y se convierta así en el anti modelo de la perdición legislativa nacional.

Por ahora solo piensan los ciudadanos en elegir diputados que den la cara por su región y no seleccionaran figuras sin conexión con la identidad de los pueblos y por tanto esos calamares que le fallaron a Nueva Esparta, no ocuparan lugares cimeros en el futuro de los insulares. A más nadie le ocurrirá lo mismo de volverse a reelegir para no hacer nada, pues es evidente que de fracasados está repleta la viña del Señor.

Esas son las elecciones de las que se habla por ahora, si es que no ocurre algún acontecimiento que salve al país de esta tragedia de tener un gobierno durante 21 años que ha destruido la economía nacional con una inflación descomunal y un bolívar vuelto añicos en medio de la corrupción descomunal en la nación. Esa es la razón por la cual los 4 compadres ya no podrán colearse de nuevo ante la inminente aparición de un movimiento civil que ponga sobre la mesa piezas nuevas que apuesten a la venezolanidad y no a los intereses personales. Ese momento histórico debe venir para reestablecer la democracia y salvar a un país que ha visto la misma comedia legislativa por años en medio de un autoritarismo burdo que sepultó la historia democrática venezolana.

Por el bien de Venezuela el modelo de los 4 compadres ya no puede permanecer en el escenario político nacional y los partidos políticos deberán dar un vuelco de 360 grados para poder recuperar el prestigio de la vieja democracia, pues esos 6% que muestran las encuestas a navel nacional es producto de la falta de credibilidad de liderazgos de cartón que perdieron el rumbo en medio de la crisis. Eso es lo que viene por el bien de Venezuela y donde sus ciudadanos deben estar blindados contra posiciones individuales y partidistas que no llevan el rumbo correcto de la historia. Cuándo ocurra ese acontecimiento histórico de cambiar  el modo de hacer política estaremos entrando en la sociedad nueva con ciudadanos de primera que no se escuden tras los colores políticos para destruir el modelo democrático, pues es evidente que la misma sociedad se hizo el harakiri al elegir tipos que saltaron con garrochas los intereses de la patria, pues como dijo el escritor Arturo Uslar Pietri «Estos héroes civiles nos dijeron con sus palabras y con su ejemplo que un país nace y existe desde que tiene hombres capaces de concebirlo como una idea , de sentirlo como una causa y de defenderlo como el propio ser, al precio de la propia sangre». 

Encíclica/ManuelAvila

Compruebe también

La nueva globalización, por Cesar Pérez Vivas

La vigorosa expansión del covid-19  por el planeta nos muestra una faceta nunca vista de la …