El número de casos de coronavirus en Italia ya supera la centena

Por Stephen Jewkes y Elvira Pollina

MILÁN, 23 feb (Reuters) – Italia extremaba el domingo las medidas para tratar de contener el mayor brote de coronavirus de Europa, bloqueando las ciudades más afectadas y prohibiendo los eventos públicas en gran parte del norte del país, después de que el número de infectados superara los 100.

Las autoridades de las regiones de Lombardía y Véneto, en las que está el foco del brote, ordenaron a las escuelas y universidades que cerraran por lo menos durante una semana, clausurando también museos y cines y forzando la cancelación de los dos últimos días del Carnaval de Venecia.

«A partir de esta noche se impondrá la suspensión del Carnaval de Venecia y de todos los demás eventos, incluyendo los deportivos, hasta el 1 de marzo inclusive», dijo a los periodistas el gobernador regional de Véneto, Luca Zaia. Este añadió que las celebraciones del domingo en la abarrotada ciudad evitarán cualquier problema de orden público.

El número de casos certificados de la enfermedad en Lombardía se elevó a 90 desde los 54 del día anterior, mientras que en Véneto unas 25 personas habían contraído el virus, incluyendo dos en Venecia.

Las autoridades sanitarias informaron de casos aislados en las regiones vecinas de Piamonte y Emilia-Romaña, precisando que el número total de infecciones conocidas en Italia ha aumentado a más de 130. Dos ancianos han muerto en las últimas 48 horas a causa de la enfermedad.

El gobernador regional de Véneto, Luca Zaia, dijo que ha tenido que hacer frente a numerosos desastres naturales durante su larga carrera política, incluidas inundaciones y terremotos. «Pero este es el peor problema que ha enfrentado Véneto», dijo a la prensa.

Casi una docena de ciudades de Lombardía y Véneto, que suman una población de unos 50.000 habitantes, han sido efectivamente puestas en cuarentena, instando a los habitantes a permanecer en sus casas y siendo necesario un permiso especial para entrar o salir de las áreas designadas.

Lombardía es la sede de la capital financiera de Italia, Milán, y junto con Véneto ambas regiones representan el 30% del producto nacional bruto. Cualquier perturbación prolongada en el área probablemente tenga un grave impacto en la economía del país, que ya está coqueteando con la recesión.

El diseñador de moda Giorgio Armani ha dicho que su desfile programado para el domingo en Milán seguirá adelante, pero sin contar con la presencia de la prensa o de los clientes para evitar el contagio, mientras que cuatro partidos de fútbol de la Serie A fueron pospuestos en el norte del país.

PACIENTE CERO

Las autoridades sanitarias están tratando de averiguar ahora cómo se originó el brote. Los primeros casos fueron notificados el viernes, pero los médicos todavía no saben cuál es el origen de la enfermedad.

En Lombardía, las primeras sospechas cayeron sobre un hombre de negocios que acababa de regresar de China, el epicentro del nuevo virus, pero este ha dado negativo en las pruebas a las que se lo ha sometido. En Véneto, los médicos realizaron pruebas a un grupo de ocho visitantes chinos que habían estado en la ciudad donde se produjo la primera muerte, si bien todos ellos dieron negativo.

«(Ahora) estamos aún más preocupados, porque si no podemos encontrar al ‘paciente cero’ significará que el virus está aún más extendido de lo que pensábamos», dijo Zaia.

Antes del viernes Italia sólo había identificado tres casos de coronavirus, todos ellos personas que habían llegado recientemente procedentes de Wuhan, donde el virus apareció por primera vez el año pasado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó su preocupación sobre el aumento de nuevos casos y la falta de claridad sobre su propagación.

«Voy a mandar un (…) equipo a Italia para cooperar en el estudio de la propagación del virus y (cómo) contenerlo», dijo en Twitter el director regional para Europa de la OMS, Hans Kluge.

Después de los primeros casos confirmados, Italia suspendió todos los vuelos directos hacia y desde China, si bien no mantuvo el control de quienes llegaban de terceros países.

El partido opositor de extrema derecha La Liga ha exigido que el Gobierno reintroduzca los controles fronterizos para tratar de evitar nuevas llegadas, pero el primer ministro Giuseppe Conte lo ha rechazado.

El ministro del Interior austriaco, Karl Nehammer, dijo el domingo que las autoridades se reunirán el lunes para discutir si Austria debe restablecer unilateralmente los controles fronterizos con Italia.

(Información adicional de Kirsti Knolle desde Viena; escrito por Crispian Balmer; editado por Philippa Fletcher, William Maclean y Alex Richardson; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)

tagreuters.com2020binary_LYNXNPEG1M0HP-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXNPEG1M0HQ-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXNPEG1M0HR-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXNPEG1M0HS-BASEIMAGE

Compruebe también

Francia, cuarto país con mayor número muertes por COVID-19

Francia nuevamente se convirtió en el cuarto país del mundo con el mayor número de muertes por COVID-19