Trabajadores no quieren Petros sino dinero «contante y sonante»

Trabajadores de instituciones públicas, pensionados y jubilados del estado Nueva Esparta realizaron una jornada de protesta por el dinero que se les ha depositado en la criptomoneda petro y aun no lo han podido hacer efectivo.

El reclamo se hizo de manera simultáneo en varios estados del país a través de una convocatoria realizada por la Plataforma Nacional de Conflicto. Afectados en la isla de Margarita se concentraron ante las puertas de una institución bancaria en la ciudad capital La Asunción, y con volantes y pancartas invitaban a los usuarios del sistema bancarios afectados con depósitos en criptomoneda a alzar su voz y presionar para que se haga efectivo el pago.

“Queremos dinero contante y sonante”, aseguraron. Luis Castro, representante de la Federación de Trabajadores de Nueva Esparta, Fetraesparta, que acompañó a los afectados, aseguró que es una burla lo que han hecho pues se trata del dinero retenido de más de 5 millones de personas necesitadas, mientras los bancos ganan intereses y lo usan para sus negociaciones.

Asimismo el testimonio de varios presentes da cuenta de la urgencia de contar con sus recursos. Víctor Pino, pensionado, dijo que ni siquiera sabe cuánto dinero le han depositado en petro, y la señora Ana Reyes, reclama que pasa días sin tener plata para comprar comida, mientras sigue esperando que lo prometido en diciembre como aguinaldo se haga efectivo.

Por su parte, Carmen Figueroa, miembro de la Plataforma Nacional de Conflicto, insistió en que la intención es presionar para que el Gobierno no avance en su intención de ampliar la modalidad de pago en la criptomoneda nacional creada, porque hasta el momento no ha representado ninguna solución para los supuestos beneficiarios y por el contrario crea una ilusión que perjudica la planificación familiar.

Notiespartano

Compruebe también

Tubores confirma nuevo caso de Covid-19 en isla de Margarita

Tubores se confirma un nuevo caso de Covid-19 en isla de Margarita la información la ofreció Dante Rivas