Asaltaron a un comerciante de verduras y lo lanzaron por un precipicio en Blandin

En el fondo de un barranco de más de 50 metros en la entrada de la carretera vieja Caracas-La Guaira, fue hallado el cadáver de Osney Jojan De Pablos Gómez, comerciante de verduras, de 21 años.
 
Por las lesiones que presentaba, propias de la caida, sospechan que fue asaltado y arrojado por el precipicio, la noche del sábado.
 
Habia sido despojado de sus zapatos Nike, calcetines y las bolsas de comida que llevaba para su casa. El joven vivia con su madre Soraida Gómez y sus cuatro hermanos en el sector Lomas Andinas, del kilómetro 3, carretera que conduce a El Junquito.
 
Osney atendía con su hermano de 23 años un puesto de venta de verduras en la avenida Sucre, a la altura de Gato Negro, frente a la Iglesia Nuestra Señora del Carmen.
 
El sábado al concluir el trabajo se retiraron del puesto, el hermano tomó rumbo a su vivienda y Osney fue a visitar a una amiga en Blandin, barrio ubicado en los primeros kilómetros de la carretera vieja Caracas-La Guaira.
 
El joven no llegó a dormir a su casa, el domingo anduvieron buscandolo en hospitales, cuerpos policiales y hasta en la morgue de Bello Monte. Sus hermanos, su madre y otros familiares se distribuyeron la tarea.
 
Al hermano que fue a averiguar en Blandin le dijeron que Osney estuvo alli, y como no encontró a la amiga se retiró como a las 10:00 de la noche. Hubo testigos que lo vieron caminando en la oscuridad.
 
Entonces su hermano se dedicó el dia lunes a hacer el mismo recorrido que habría hecho Osney, mirando hacia las pendientes, y a lo lejos divisó el cuerpo que identificó por la camisa que llevaba puesta el sábado.
 
Sorteando arbustos y peñascos, el joven bajó hasta el fondo del barranco y lo encontró sin vida, con una herida abierta en la frente, lesiones en el cuello y excoriaciones en brazos y otras partes del cuerpo.
 
Lo cargó, intentó sacarlo de alli, pero por lo abrupto del terreno le fue difícil. Eran las 5:00 de la tarde, le avisó a las autoridades y debido a la hora tuvieron que esperar hasta el martes, contando con el apoyo de los Bomberos del Distrito Capital para subir el cadáver. Lo rescataron a las 4 de la tarde y a las 6 pm fue ingresado a la morgue.
 
“Mi hijo era muy querido”, aseguró su madre. “En Gato Negro lloraron cuando supieron de su muerte. Era muy noble, compartía su comida con algun indigente que tuviera hambre, dijo Soraida Gómez entre lágrimas cuando esperaba que le entregaran el cuerpo en Bello Monte.
 
Osney  era bachiller y queria ser cantante de reggaeton y hip hop.
Su madre contó que cuando montaban el espectáculo Suena Caracas siempre acudía para tratar de participar.
 
Notiespartano/ElCarabobeño

Compruebe también

Niña de 3 años habría sido abandonada en La Urbina

Una pequeña de 3 años habría sido abandonada la mañana de este miércoles en una …