Guanipa denuncia frente al Ministerio de Aguas la crisis del servicio

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Pablo Guanipa, madrugó para denunciar frente a la sede del Ministerio de Aguas, Hidroven, la crisis del servicio que atraviesa el país y la corrupción que se puede constatar en el sector y exigió a los organismos competentes avocarse a este problema que es un derecho de todos los ciudadanos.

“No podemos vivir sin agua, la gente siente cada día más dificultad para poder acceder al preciado líquido. En el caso de Caracas, cuando comenzó la democracia en Venezuela en el 58, había un solo sistema del Tuy I, luego vino el Tuy II que se inauguró en el 67, el Tuy III en 1980, y después de eso cuando llega esta dictadura ofrecen un Tuy IV que se ha convertido en puras palabras y promesas que no se han cumplido”, , expresó.

“Tuy I y Tuy II están trabajando al 50 %. Solo de 168 horas que tiene la semana el agua solo llega 50 horas, es decir, llega el 30 % del tiempo y eso pasa en todo el país”, agregó a su denuncia.

“La gente clama por tener agua”, exclamó Guanipa agregando que es un derecho de todo ser humanos pero ” a la dictadura no le importa”. “Lo mismo pasa en todas las regiones del país, la gente clama por tener agua, el agua es un derecho fundamental y según la OMS el agua debería llegar permanentemente y los ciudadanos contar con ese derecho”.

Alertó que esta problemática es debido a que en Hidroven no hay personas calificadas que puedan sobrellevar esta situación y siguen instrucciones de la dictadura, “la cual se ha demostrado que lo que quiere es destruir al país”.

“Estas personas lamentablemente no han respondido porque sencillamente dependen de una dictadura y porque a esa dictadura no le importa la solución de los problemas de la gente, lo único que les interesa es mantenerse en el poder aunque saben que le están haciendo un profundo daño al pueblo venezolano, por eso hoy acompañamos a la gente de Caracas y de todas las provincias del país, frente a la calamidad que significa no contar con el servicio de agua”, señaló.

Por su parte, la diputada María Gabriela Hernández, también acompañó esta denuncia y dijo que “la política devastadora de este régimen y la falta de tratamiento de las aguas, ha hecho que nuestras cuencas hidrográficas mermen y que los bosque que los protegen estén cada vez más destruidos, lo que hace que la cantidad de agua que circula por las cuencas hidrográficas sea cada vez menor”.

El diputado Raschid Yasbek comentó que “el estado Bolívar está casi en un 80% en caos por la falta de agua. Allá hay una situación difícil y es que la CVG tenía una gerencia que era el órgano rector del funcionamiento del agua en el estado, eso con la dictadura fue eliminado y actualmente desvían los químicos que hacen falta para poder tener agua potable. No se ha hecho inversiones en tuberías porque esa gerencia de obras sanitarias e hidráulicas la eliminaron para colocar personeros del régimen, es decir que acabaron con todos los profesionales que manejaban esta gerencia tan importante”.

El dirigente justiciero Gabriel Santana también denunció junto a los parlamentarios que “la situación del agua en Chacao y en toda Caracas es crítica, por lo que seguiremos desde Primero Justicia, no solo monitoreando sino acompañando a la gente en la denuncia y la protesta. No podemos seguir aceptando que destruyan al país, que acaben con nuestros derechos y que nos tengan viviendo en completa desidia. Lo hemos dicho una y mil veces, no descansaremos hasta lograr la libertad de Venezuela para reconstruir el país que tanto anhelamos”.

La crisis de servicios básicos mantiene a los venezolanos sin agua en sus casas la mayoría del tiempo, con bajones de electricidad, en colas por gas y combustible. La situación no presenta mejorías y ha generado constantes protestas para exigir mejor calidad de vida.

Notiespartano/800Noticias

Compruebe también

Sistema educativo de Venezuela perdió más de 300 mil docentes

Sistema educativo perdió más de 300 mil docentes. La nómina del Ministerio de Educación superaba los 570 mil educadores