Juez y abogado lloran en la audiencia al escuchar los abusos y torturas a bebé de 22 meses

Un hecho poco común sucedió en una audiencia en Colombia: el abogado lloró al escuchar cómo actuó su defendido frente a un bebé de 22 meses y el juez se abstuvo de conocer tanto detalle. Se mostró indignado.

Conocer los vejámenes a los que fue sometido el infante, por parte de su padrastro, fue suficiente para que el juez del caso expresara toda su indignación contra el procesado y el abogado de oficio asignado para este proceso no pudiera contener sus lágrimas en medio de la audiencia, reseñó el diario El Espectador, del vecino país.

En Noticias Caracol, Javier Baquero, quien abogaba por el  joven acusado de torturar, violar y matar a un niño, dice que no pudo evitar ponerse en la situación del pequeño.

El abogado -padre de 2 hijos- afirma que se sintió conmovido al escuchar el dictamen de Medicina Legal, que reveló que el bebé de 22 meses recibió por parte de su padrastro golpes, mordiscos y quemaduras.

“Desde el día lunes hasta el día sábado este menor (recibió) torturas, fue quemado, fue golpeado, lo llevaban al jardín sin comer, todas estas lesiones. Tenía lesiones en la lengua, en los genitales. Naturalmente no pude evitar y ponerme en los pies o en el cuerpo, en la humanidad de ese menor”, contó Baquero.
Señala el sitio web de El Espectador que «ante el juez 53 Penal Municipal, con función de Control de Garantías, fue presentado Óscar Eduardo Orjuela Pinzón, de 19 años, señalado de torturar al hijo de su pareja sentimental durante cinco días consecutivos (desde el 20 hasta el 25 de enero) hasta asesinarlo.

En la presentación del material probatorio, el fiscal 58 local adscrito a la Unidad de Vida e Integridad Personal leyó el dictamen del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses en el que detalló que el niño padeció golpes y torturas que quedaron evidenciadas en hematomas, abrasiones, quemaduras y fracturas en todo el cuerpo».

El relato fue tal, que el juez lo interrumpió para evitar conocer más detalles sobre los vejámenes a los que fue sometido el pequeño en una casa ubicada en el barrio Altos del Poblado, en la localidad de San Cristóbal en Bogotá. El procesado aceptó ser el responsable de estos hechos.

Orjuela era la pareja sentimental de Alexis Andrea Contreras, madre del bebé, con quien convivían desde hace apenas 30 días. El hombre aprovechaba la ausencia de la mujer cuando salía a trabajar, para torturar al bebé.

Con las pruebas que tenía a su favor, el ente acusador le imputó al procesado los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo con violencia intrafamiliar agravada. El juez, quien se mostró conmovido e indignado con el caso, le impuso medida de aseguramiento con detención preventiva en la cárcel La Modelo de Bogotá, amplía El Espectador.
El juez comparó a Orjuela Pinzón con Luis Alfredo Garavito, conocido como “La Bestia”, por asesinar a más de 100 niños en Colombia.

Es el caso más duro que he visto: abogado

El abogado defensor de oficio, Javier  Baquero Pachón,   expresó, en medio de lágrimas, que “solamente ver esas imágenes dejan destrozada a cualquier persona, parece que a usted no (refiriéndose al confeso asesino), pero al resto sí”.

“En ejercicio de mi labor profesional he tenido muchos casos, naturalmente ejerzo la defensa, pero este caso se sale de todo contexto y va más allá de la humanidad de cualquier persona”, admitió a Noticias Caracol.

 En la audiencia, el abogado ni siquiera interpuso recurso cuando el juez, también con la voz entrecortada, decidió enviar a la cárcel a Óscar Eduardo Orjuela Pinzón, de 19 años.

Notiespartano/Panorama

Compruebe también

En Yaracuy detuvieron a 47 personas por practicar minería ilegal

La policía regional del estado Yaracuy detuvo este lunes a un total de 77 personas …