Piojos: prevenirlos y combatirlos

Con los niños en clases, nos podemos encontrar ante un caso de piojos. ¿Cómo se produce el contagio? ¿Se pueden prevenir? ¿Qué podemos hacer una vez que los tenemos? Dos miembros de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) nos responden a estas cuestiones.

Los piojos no tienen preferencia de pelo, sexo o edades, pero se cree que el cabello largo es la principal causa que explica la mayor incidencia en niñas”, explica Gloria Garnacho, miembro de la AEDV. Si se tiene el pelo largo, se aconseja su recogido, puesto que favorece el contacto con otros cabellos. Además, en este tipo de melenas, los tratamientos presentan más dificultades para ejecutarse y su eficacia puede ser menor. “Son más frecuentes en niños por la forma que tienen de relacionarse, con un contacto físico más aproximado pero, sin embargo, también pueden contagiarse los adultos”, añade la experta.

¿Cómo se produce el contagio?

“El contagio se produce por contacto directo de cabeza a cabeza y, excepcionalmente, por transporte pasivo a través de objetos infectadosLos piojos se adhieren al pelo del nuevo huésped y comienzan a depositar liendres (huevos), iniciándose así una nueva generación de estos insectos”, explica Esther Jiménez Blázquez, miembro de la AEDV.  Según la especialista, el picor es el primer síntoma que se padece, pero su aparición puede ser no inminente, atrasando su diagnóstico y ayudando a su propagación.

La pediculosis “es una de las enfermedades infectocontagiosas más prevalentes, sobre todo en niños, y aunque puede existir durante todo el añohay dos picos, uno en verano y otro en otoño”, señala Garnacho.

Cuidado con los remedios populares ineficaces

Para Garnacho, la mejor medida para prevenir los piojos es la exploración de manera periódica de la cabeza. Por su parte, Jiménez explica los remedios populares que se han venido utilizando y cuya eficacia es dudosa para su prevención: “Los aceites esenciales, como el del árbol de té, el aceite de coco, la vaselina o la mayonesa, actúan asfixiando al piojo, pero parecen tener una menor eficacia que los pediculicidas químicos clásicos”. Además, “algunos aceites esenciales pueden ser irritantes si se usan en altas concentraciones y, suelen requerir aplicaciones frecuentes (cada tres días), resultando difíciles de retirar”, añade.

Otro remedio que se ha usado tradicionalmente con el fin de evitar a los piojos ha sido el vinagre, cuya “acción directa contra el insecto requiere altas concentraciones con una eficacia limitada y posibilidad de irritación. Sin embargo, con diluciones de dos partes, una  de agua y otra de vinagre, sí colabora a facilitar el desprendimiento de las liendres y puede ser útil a tal efecto”, explica Jiménez.

¿Cómo combatirlos?

Una vez que el piojo está en nuestro cabello se produce la propagación: “La eclosión de las liendres se produce después de siete días, dando origen a una ninfa que se asemeja al piojo adulto, estado que se alcanza después de unos 10 días”, explica Garnacho. Si se aplica un adecuado agente ovicida y pediculicida, hay que realizar dos tratamientos para que éste actúe sobre el sistema nervioso del insecto:

  • Con el primer tratamiento, en “el día cero morirán todos los piojos y los huevos, excepto aquellos que fueron puestos justo antes del tratamiento y los recién eclosionados tras la eliminación del mismo”.
     
  • Con el segundo tratamiento, en el día siete se acaban con los huevos restantes del primer procedimiento.

Si el agente es únicamente pediculicida, habrá que realizar tres tratamientos cada siete días:

  • En el día cero morirán todos los piojos, quedando sólo los huevos recién puestos y los huevos a punto de eclosionar”.
     
  • En el segundo tratamiento, que se realizará en el  día siete, se eliminarán los huevos eclosionados, por lo que “estas ninfas no tendrán tenido tiempo de madurar hasta el piojo adulto”.
     
  • El tercer tratamiento tendrá lugar entre el día 13 y el 15, y con él se matarán a los piojos adultos.
 

Compruebe también

La vitamina D reduce las complicaciones en pacientes con covid-19

La vitamina D podría reducir las complicaciones en los pacientes hospitalizados con COVID-19. Según un …