«Boom» del negocio chino se convierte en el mayor riesgo para aerolíneas por coronavirus

Por Jamie Freed y Tracy Rucinski

SÍDNEY/CHICAGO, 29 ene (Reuters) – El crecimiento en China ha impulsado el auge mundial de la aviación en la última década, pero la reducción de viajes en el país por el nuevo coronavirus podría contribuir a la mayor desaceleración del sector en la historia.

United Airlines Holdings Inc, Air Canada, Cathay Pacific Airways Ltd, y Finnair Plc están entre las compañías que han cancelado vuelos a China, mientras muchos países amplían las advertencias de viaje y la demanda cae en picada debido al brote de coronavirus.

British Airways, del grupo IAG, ha suspendido las reservas de vuelos directos de Londres a Pekín y Shanghái hasta finales de enero mientras evalúa la situación, y en su web tampoco se podían hacer reservas para febrero.

Estados Unidos y Japón evacuaban el miércoles a sus ciudadanos de la ciudad bajo cuarentena en China donde surgió una cepa viral desconocida que ha matado ya a 132 personas. [L1N29Y08J]

Responsables de Estados Unidos dijeron que la Casa Blanca había decidido no suspender todos los vuelos a China por ahora, pero sigue estudiando la medida.

Analistas sostienen que el virus parece representar la mayor amenaza epidémica para la industria aeronáutica desde el brote de SARS, que en su punto álgido en abril de 2003 provocó una caída del 45% en la demanda de pasajeros en Asia.

La industria aérea mundial ha sido rentable durante los últimos 10 años, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Las aerolíneas están en una posición financiera más fuerte que en 2003, pero también dependen mucho más de China.

«Las líneas aéreas y los aeropuertos que son financieramente fuertes y están bien gestionados son capaces de superar una caída drástica de los viajes», dijo Shukor Yusof, jefe de Endau Analytics, una consultora de aviación con sede en Malasia. «Las aerolíneas débiles y mal gestionadas sufrirán».

Los márgenes de muchas aerolíneas siguen siendo reducidos, el crecimiento económico ha sido frágil por la guerra comercial entre Estados Unidos y China y se teme que el regreso del 737 MAX, previsto para mediados de año, pueda llevar a un exceso de capacidad y una reducción de las tarifas. Los pedidos de Airbus y Boeing han caído desde los niveles máximos de 2013 y 2014.

La epidemia es particularmente preocupante para la industria porque China es el mayor mercado mundial de viajes internacionales y el segundo mercado a nivel nacional.

China representa alrededor del 25% de las ventas globales de los fabricantes de aviones Airbus SE <AIR.PA >y Boeing Co. En comparación con los datos de hace una década, hay 450 millones de pasajeros más al año que vuelan hacia, desde y dentro de China, según la IATA.

Para las aerolíneas chinas -las mayores cuentan con respaldo estatal-, el impacto del nuevo coronavirus ha sido rápido. El miércoles, el 23% de las salidas del aeropuerto Shanghai Hongqiao se habían cancelado, según FlightRadar24, frente al 8% del aeropuerto de Shanghai Pudong, que opera más vuelos internacionales.

Mike Boyd, jefe de la consultora de aviación Boyd Group International con sede en Estados Unidos, dijo que preveía que el tráfico aéreo en China aumentara un 8,1% en 2020, pero que ahora cree que crecerá menos del 4%.

Cathay Pacific, ya golpeada por una caída en la demanda debido a las protestas antigubernamentales en Hong Kong, dijo el martes que reduciría los vuelos a China continental en un 50% o más hasta finales de marzo.

El destino de Cathay y su competidora local Hong Kong Airlines podría depender de la voluntad de los viajeros de transitar por el aeropuerto de Hong Kong, dijo Luya You, analista de BOCOM International. Las protestas ya han causado un colapso en la demanda de los turistas y los viajeros de negocios de China continental, añadió la experta.

Los precios del combustible para aviones en Asia han bajado y los beneficios de las refinerías han caído a su menor nivel en más de dos años y medio por la preocupación de que el coronavirus perjudique la demanda, aunque eso también ayudará a las compañías aéreas a contener los costos.

Las aerolíneas de Estados Unidos y Europa están menos expuestos al mercado chino que sus rivales asiáticas. Las compañías chinas, que tienen un enorme mercado interno, dominan los viajes aéreos entre China y los destinos de larga distancia, pero ya acumulaban pérdidas internacionales incluso antes de que el virus se desatara.

Los vuelos a China representan entre el 2% y el 6% de los ingresos de United Airlines, Delta Air Lines Inc, American Airlines Group Inc y Air Canada, según analistas de Cowen, un banco de inversión independiente, que no obstante añaden que preocupa que el virus no se frene en China dada la forma en que se está propagando.

Históricamente, el tráfico aéreo ha vuelto a la normalidad después de los sustos por motivos sanitarios. En el caso del SARS, tardó nueve meses en recuperarse, según la IATA.

«El SARS significó que redujimos algo de capacidad internacional pero se recuperó muy rápido», dijo el miércoles a la prensa el máximo ejecutivo de Qantas Airways Ltd, Alan Joyce.

«Ahora tenemos mucha experiencia a lo largo de los años con el virus Zika, con los volcanes, con todo tipo de actividad que haya impactado a las aerolíneas», remarcó.

(Editado en español por Tomás Cobos y Javier Leira)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG0S1GK-BASEIMAGE

Compruebe también

Mercados comienzan a anticipar tasas de interés negativas en EEUU

Por Karen Brettell (Reuters) – Los mercados financieros comenzaron el jueves a cotizar por primera …