Víctima de abusos que desafió a la Iglesia Católica quiere fundar un partido político en Chile

Por Natalia A. Ramos Miranda

SANTIAGO, 27 ene (Reuters) – Una de las víctimas de abusos sexuales de la Iglesia Católica más reconocida en Chile quiere entrar a la arena política y anunció planes para fundar un partido, en momentos en que el país sigue convulsionado por protestas y los líderes tradicionales, golpeados por la desconfianza de los ciudadanos.

El médico James Hamilton, que hace una década abrió una puerta que terminó desatando el escándalo de los abusos de sacerdotes en Chile y llegó a reunirse con el Papa Francisco en Roma, dice que sus planes son «más que un giro, la continuación» de esa historia.

«El abuso tiene diferentes caras, no es que el abuso sexual sea el único que existe y en esa lucha nos encontramos con todo lo que ampara ese abuso», dijo Hamilton a corresponsales extranjeros en Santiago.

«Y las personas tienen que aprender a unirse, no ya en torno a ideologías (…), sino en base a principios» como «la democratización del poder, cómo proteger a los más desvalidos o que el Estado tenga un rol social en que determine lo que signifique un mínimo de dignidad».

Hamilton espera que la agrupación que busca fundar se llame «Partido por la Dignidad», una palabra que se instaló en el centro de las protestas sociales que estallaron a mediados de octubre y que han dejado al menos 26 muertos y miles de heridos.

El lema del descontento «hasta que la dignidad se haga costumbre» ha resonado transversalmente entre distintos grupos etarios de la sociedad chilena, haciendo alusión a las amplias brechas de ingresos y acceso a bienes y servicios básicos en un país tradicionalmente destacado por su estabilidad.

Hamilton es una figura mediática y muy popular en redes sociales. Su denuncia, junto a otras dos víctimas, de los extensos abusos del sacerdote católico Fernando Karadima en una parroquia de una zona rica de Santiago lo han convertido en una especie de «héroe» para sus partidarios.

Y por ahora, asegura, el partido tiene sólo un fin instrumental: promover la participación de ciudadanos independientes en el proceso constituyente que arrancará el próximo 26 de abril, con un plebiscito para consultar si se aprueba o rechaza la redacción de una nueva carta magna y qué tipo de órgano la escribiría.

«Estos días nos han ido mostrando que no hay interés de parte de algunos políticos de los partidos de que la ciudadanía se integre de manera participativa en este proceso constituyente», afirmó el médico, que dice que no se presentará como candidato al órgano que redacte el nuevo texto.

NUEVAS CARAS EN POLÍTICA

Chile vive una efervescencia política tras la ola de protestas que, entre otras demandas, presiona por una nueva Constitución. De acuerdo a una responsable de prensa del servicio que fiscaliza las elecciones en Chile, Servel, desde octubre del año pasado otras siete agrupaciones dieron inicio al proceso para poder conformar un partido.

Al mismo tiempo, los políticos tradicionales están con la popularidad en el suelo. El propio presidente Sebastián Piñera tiene un 6% de aprobación según una reciente encuesta y el rechazo a la clase política y las instituciones es generalizado. [nL1N29L0M3]

«Tenemos que tratar de cambiar el alma de la política», insiste Hamilton, que asegura que la categoría de partidos de izquierda o derecha «es una nomenclatura arcaica y desgastada que ya no representa a nadie».

El médico dijo que por ahora no está definido cómo se financiará el partido y explicó que recién están diseñando su orgánica.

Mireya Dávila, una académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, sugiere que ahora el terreno es fértil para el surgimiento de nuevos políticos con la «legitimidad moral» de Hamilton.

«Eso es liderazgo e intuición política y está por verse si Hamilton la va a tener (…) Hay que ver si logra de una forma inteligente quedarse al margen un poco de eso», declaró, en referencia a la desconfianza generalizada en la estructura política tradicional.

(Reporte de Natalia Ramos. Editado por Gabriela Donoso y Marion Giraldo)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG0Q19G-BASEIMAGE

Compruebe también

A la sombra de Brasil, Uruguay contiene el COVID-19 con una de las cifras más bajas de la región

MONTEVIDEO (Reuters) – Leonardo Silveira, dueño de una librería en Montevideo, tiene esperanzas sobre el …