Pesto de espinacas

El pesto de espinacas es una de esas recetas fáciles que haces en 10 minutos. Es una salsa ligera y suave con el toque crujiente que otorgan las almendras y las nueces. Además, tiene un sutil sabor ácido gracias al limón que hace que sirva tanto para servirla fría en ensaladas, como dip o en la pasta de tu preferencia

Ingredientes:

  • 250 g de espinacas (frescas o congeladas)
  • 60  g de nueces peladas
  • 60 g de almendras crudas peladas
  • 60 g de parmesano rallado 
  • Zumo de medio limón
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Lavar y escurrir las espinacas. Como abultan bastante debemos triturarlas con un robot de cocina ligeramente para que sean más manejables. 
  2. Añadir las nueces, las almendras, el queso y el zumo de limón.
  3. Triturar todo junto durante un par de minutos de forma que quede una masa homogénea y suave.
  4. Machacar el diente de ajo. Mientras, podemos añadir un chorrito de aceite para que se vaya mezclando con el ajo y después verterlo más fácilmente sobre la mezcla anterior.
  5. Incorporar la pimienta y la sal al gusto, y finalmente añadimos aceite de oliva. Lo mezclamos todo bien.
  6. Rectificar la sal y la pimienta si fuese necesario y si ve que no está lo suficientemente cremoso, añadimos un poco más de aceite y volvemos a mezclar.

Curiosidades:

  1. Esta receta puedes untarla con panes, ensaladas, pastas y carnes.

Compruebe también

Para la merienda de los pequeños: cotufas de colores

Las palomitas de colores son súper divertidas y suelen ser un antojo para grandes y …