Los muertos por el coronavirus aumentan a 82 y gobierno chino incrementa refuerzos para tratarlo

Pasajeros con mascarillas esperan su vuelo en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur en Labu, Malasia, el 26 de enero de 2020. REUTERS/Tim Chong

SHANGHÁI, 27 ene (Reuters) – El primer ministro chino, Li Keqiang, «inspeccionará y dirigirá» personalmente los esfuerzos para controlar un brote de coronavirus en la central ciudad de Wuhan y prometió refuerzos, luego de quejas de que las autoridades no respondieron a tiempo.

Las acciones mundiales caían a su nivel más bajo en dos semanas debido a la creciente preocupación por el impacto económico del coronavirus, después de que China, la segunda economía más grande del mundo, endureció las prohibiciones de viaje y extendió las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

Li es el funcionario de mayor rango que ha visitado Wuhan desde el inicio del brote, que ha dejado 82 fallecidos. Vestido con un traje protector azul y una máscara, habló con pacientes y con el personal médico.

«Li (…) le agradeció a los trabajadores médicos de primera línea por todos sus esfuerzos para tratar a los pacientes y los instó a prestar atención a su propia protección», dijo la agencia de noticias Xinhua.

El funcionario anunció que 2.500 trabajadores médicos más llegarían a la zona en los próximos dos días. También visitó el sitio donde en los próximos días se construirá un hospital.

El número total de casos confirmados en China aumentó a 2.835, cerca de la mitad en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan. Pero algunos expertos creen que la cantidad de infectados puede ser mucho más alta.

Más tarde el lunes, la TV estatal reportó la primera muerte relacionada con el brote en Pekín, una persona de 50 años que había estado en Wuhan.

TRUMP OFRECE AYUDA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció «cualquier ayuda que sea necesaria» para controlar el brote.

«Estamos en una comunicación muy estrecha con China sobre el virus», dijo en un tuit Trump, que estuvo durante 18 meses enfrascado en una guerra arancelaria con Pekín.

El temor en todo el mundo aumentaba. Hong Kong prohibió la entrada a personas que hayan visitado Hubei en los últimos 14 días, una medida que no afecta a sus propios residentes.

La cercana Macao, una ciudad conocida por los juegos de azar, impuso una prohibición similar a los ciudadanos procedentes de Hubei, a menos que puedan demostrar que están libres del virus.

La ciudad de Haikou, en la isla de Hainan, en el sur de China, dijo que los turistas de Hubei estarían en cuarentena durante 14 días. «La gente de Hubei está siendo discriminada», se quejó un residente de Wuhan en la red social Weibo.

El número de muertes provocadas por el virus en Hubei subió de 56 a 76, según los funcionarios de salud, lo que se suma a otros cinco fallecidos en otras partes de China.

Si bien se ha confirmado un pequeño número de casos en más de 10 países, relacionados con personas que viajaron desde Wuhan, no se han registrado muertes en otros lugares.

El Gobierno decidió extender las vacaciones por el Año Nuevo Chino tres días al 2 de febrero, en un intento por frenar la propagación del virus. El Año Nuevo Chino suele ser un periodo de desplazamiento para millones de personas, pero muchos han tenido que cancelar sus planes debido a las restricciones.

CUARENTENA

Wuhan ya está prácticamente en cuarentena y en otras ciudades chinas hay severas restricciones de movimiento.

La ciudad de 11 millones de habitantes tomó nuevas medidas el lunes, suspendiendo los servicios de visado y pasaportes por varios días.

En las redes sociales circulaban imágenes de Wuhan en las que se veían pasillos de hospitales repletos de personas que solicitaban tratamiento, así como quejas por el aumento de los precios de productos de primera necesidad como las verduras.

Los líderes chinos han instado a la transparencia en la crisis, después de que la confianza pública se vio erosionada por el encubrimiento de la propagación del síndrome respiratorio SARS, un coronavirus que se originó en el gigante asiático y dejó casi 800 muertos en todo el mundo entre 2002 y 2003.

No se sabe mucho sobre el nuevo coronavirus, la facilidad con la que se propaga ni su peligrosidad, pero puede causar neumonía, que ha sido mortal en algunos casos.

El ministro de la Comisión Nacional de Salud, Ma Xiaowei, dijo el domingo que el período de incubación podría variar entre uno y 14 días, y que el virus era infeccioso durante la incubación, a diferencia del SARS.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el período de incubación es de dos a 10 días. «Entender el tiempo en que los pacientes infectados pueden transmitir el virus a otras personas es fundamental para los esfuerzos por controlarlo», dijo la entidad.

Se cree que el virus se originó a fines del año pasado en un mercado de Wuhan que vendía ilegalmente animales salvajes. Se ha propagado a otras ciudades, incluyendo Pekín y Shanghái, así como a más de 10 países, entre ellos Francia, Japón y Estados Unidos.

Los aeropuertos de todo el mundo han intensificado el control de los pasajeros procedentes de China, aunque algunos expertos en salud han cuestionado la eficacia de estas medidas.

La semana pasada la OMS no llegó a calificar el brote como una emergencia sanitaria mundial, pero algunos expertos en salud cuestionan que China pueda contener la epidemia.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Estiman que no habrá vacuna contra el COVID-19 para todo el mundo hasta 2024

Mientras la carrera por obtener una vacuna eficaz contra el coronavirus, la ansiedad crece en …