China paraliza más ciudades mientras se eleva a 25 el número de muertes por el virus

Por Martin Pollard y David Stanway

WUHAN, China, 24 ene (Reuters) – China intensificó las medidas para contener el virus que ha matado a 25 personas e infectado a más de 800, con la suspensión del transporte público en 10 ciudades, el cierre de templos y la rápida construcción de un nuevo hospital para tratar a los infectados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el jueves el nuevo coronavirus como una emergencia para China, pero no llegó a declarar una epidemia de interés internacional.

Las autoridades sanitarias temen que la tasa de infección se acelere durante el Año Nuevo Lunar, cuando cientos de millones de chinos viajan dentro y fuera del país durante las vacaciones de una semana que comenzaron el viernes.

Hasta el jueves, había 830 casos confirmados y 25 personas habían muerto según la Comisión Nacional de Salud. La mayoría de los casos se encuentran en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, donde se cree que se originó el virus, en un mercado que comercializaba animales salvajes de manera ilegal.

Las investigaciones preliminares sugieren que en la etapa más reciente de su evolución, el virus de Wuhan se transmitió a los humanos a través de serpientes.

Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes, y la vecina Huanggang, con unos 7 millones, estaban prácticamente aisladas. Las estaciones de tren estaban casi cerradas, había pocos trenes que se detuvieran en la ciudad, los vuelos estaban suspendidos y había puestos de control en las principales carreteras de entrada y salida de la población.

Wuhan está construyendo un nuevo hospital de 1.000 camas para tratar a los infectados, con el objetivo de tenerlo listo para el lunes, informó el viernes el diario oficial Changjiang.

También se han detectado casos no fatales en Tailandia, Vietnam, Singapur, Japón, Corea del Sur, Taiwán y Estados Unidos, lo que ha llevado a varias aerolíneas a suspender sus vuelos hacia y desde Wuhan.

Sin embargo, la OMS dijo el jueves que era «demasiado pronto» para considerar el brote como una emergencia de salud pública de interés internacional. Tal designación habría requerido que los países intensificaran la respuesta internacional.

El hasta ahora desconocido virus, que no tiene cura y se puede propagar por vía respiratoria, ha creado alarma ante las incógnitas que presenta. Es demasiado pronto para conocer su peligrosidad y la facilidad con la que se propaga.

Los síntomas incluyen fiebre, dificultad para respirar y tos.

Tres equipos de investigación comenzarán a trabajar en el desarrollo de vacunas potenciales, dijo la Coalición de Innovaciones en la Preparación para las Epidemias. El plan es tener al menos una posible vacuna en ensayos clínicos para junio.

Algunos expertos creen que el nuevo virus no es tan peligroso como el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS, por sus siglas en inglés) de 2002-03 que mató a casi 800 personas, y el Síndrome Respiratorio del Oriente Medio (SROM o, por sus siglas en inglés, MERS), que ha matado a más de 700 personas desde 2012.

(Información de Roxanne Liu, Judy Hua, Tony Munroe, y Ben Blanchard; Escrito por Michael Perry; Editado por Simon Cameron-Moore; traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk.)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG0N0IB-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG0N0IC-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG0N0ID-BASEIMAGE

Compruebe también

Tras revés judicial en Pensilvania, aumenta presión para que Trump acepte resultado electoral

Tras revés judicial en Pensilvania, la presión aumenta por republicanos hacia Trump para que abandone sus esfuerzos por anular las elecciones