Home / America Latina / OEA: Ortega «volvió inviable la democracia» en Nicaragua

OEA: Ortega «volvió inviable la democracia» en Nicaragua

Una comisión especial de la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió este martes (19.11.2019) que el gobierno de Nicaragua «volvió inviable la democracia” tras concluir que existe una «alteración del orden constitucional”, lo que acerca el país centroamericano a la expulsión del organismo hemisférico.

Un informe de la comisión de la OEA fue dado a conocer en Washington, en momentos de nuevas tensiones políticas en Nicaragua, tras la detención de 16 activistas opositores, huelgas de hambre de madres de «presos políicos» y el ataque a iglesias católicas por parte de fanáticos del gobierno.

La comisión asegura que el Gobierno de Ortega ha usado «mecanismos de control y subordinación» para controlar los demás poderes del Estado, incluidos el Legislativo, Judicial y el Consejo Supremo Electoral.

Esas medidas adoptadas por Ortega «hacen inviable el funcionamiento democrático del país, transformándolo en un Estado cooptado e incompatible con el Estado de derecho», concluye el informe.

La comisión reconoce que sus gestiones con el gobierno del presidente Daniel Ortega han sido «infructuosas» y pide la convocatoria «inmediata» de una Asamblea General, foro supremo de la OEA donde los cancilleres del continente podrían optar por proponer la suspensión de Nicaragua, la manera más dura que tiene el organismo de amonestar a un país.

Para convocar a sesión de la Asamblea General es necesario el voto de 24 de los países del Consejo Permanente (dos tercios de los 35 miembros de la OEA).

Ortega renueva mandato a jefe del ejército

Mientras, en Managua, Ortega renovó por cinco años el mandato del jefe del ejército, general Julio Avilés, quien ha cumplido una década en el cargo.

Durante las protestas sociales que estallaron en abril de 2018, el ejército prometió mantenerse al margen, pero la oposición lo acusó de haber apoyado a la policía con «efectivos y armamento militar”, y de tolerar el surgimiento de una fuerza de paramilitares armados que operaron junto con la policía en la llamada «operación limpieza” de las protestas y que dejaron al menos 328 muertos según organismos de derechos humanos.

La confirmación del mando militar se produce a un mes de la renuncia del expresidente boliviano Evo Morales, aliado de Ortega y que no tuvo el apoyo del ejército de su país. «Ortega quiere enviar un mensaje: su poder es incuestionable y sólido porque cuenta con la venia y servidumbre de los militares”, opinó el sociólogo Oscar René Vargas.

Continúa sitio a templos

Esta situación ocurre en medio del sitio policial y ataques de simpatizantes oficialistas contra templos católicos, donde familiares de personas consideradas «presos políticos» iniciaron huelgas de hambre.

La policía mantiene rodeada la iglesia San Miguel, en Masaya, al este de la capital. y mantiene interrumpidos los servicios de agua y electricidad.  Mientras, otras siete mujeres que comenzaron el lunes un ayuno en la catedral de Managua, lo interrumpieron después de que la sede religiosa fuera atacada por activistas sandinistas que incluso golpearon a dos religiosos.

En tanto, centenares de alumnos de la universidad UCA suspendieron sus clases este martes y realizaron un mitin en la entrada principal en «apoyo a nuestros obispos católicos», según dijeron varios participantes.

Al grito de «la Iglesia se respeta», los estudiantes corearon consignas contra el gobierno y lanzaron agua con una manguera a policías antimotines que empujaban los portones desde la calle. La Policía desplegó unas 15 patrullas en el sector pero no se reportaron detenidos.

Notiespartano/Reuters

Check Also

Chile sigue buscando avión militar con 38 personas baja expectativa de sobrevivientes

SANTIAGO, 10 dic (Reuters) – Las posibilidades de encontrar sobrevivientes en el accidente de un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *