Home / Nacionales / Cuatro fallecidos y 115 lesionados por estampida en Parque del Este en el concierto de Neutro Shorty

Cuatro fallecidos y 115 lesionados por estampida en Parque del Este en el concierto de Neutro Shorty

Cuatro personas fallecidas y 115 lesionadas, fue el resultado de una situación irregular que se vivió la mañana de este sábado en el Parque del Este de Caracas, cuando una cantidad importante de jóvenes saltó el muro principal para entrar a la fuerza a un concierto gratis del cantante Neutro Shorty.

El balance oficial del equipo de paramédicos Ángeles de la Autopista, detalló que fueron atendidas más de 100 personas, de las cuales 37 fueron trasladadas a las hospitales Pérez de León y El LLanito.

Según la minuta del 911 del Ministerio de Interior y Justicia la primera adolescente fallecida fue la joven de 14 años, Andrea Alejandra Calderón Rodríguez, las otras tres están entre el grupo que ingresó al Hospital Pérez de León, identificadas como Daniela Rodríguez, Bárbara Calderón y otro adolescente de apellido Jiménez, informó Zaira Medina, directora del centro de salud.

El concierto promocionado como de “Banderas Blancas”, tenía entrada gratuita, aunque Inparques señaló que la actividad no estaba autorizada, trabajadores indicaron que si tenía el permiso y que se cambió a la base aérea La Carlota a última hora.

Lo que realmente pasó en el concierto de Neutro Shorty

 

Mano, me están diciendo que es una locura la cantidad de gente, no sé ni como vamos a hacer», dijo en tono preocupado uno de los miembros del equipo del trapero más reconocido de Venezuela. Eran apenas las 10:00 am.

Ir hoy al concierto “Banderas Blancas” en el Parque del Este se suponía que sería una pauta calmada, con la oportunidad de acceso al backstage, de conversar con Liomar Ricardo Acosta aka Neutro Shorty. Hablar sobre su trayectoria. Tal vez hacerle un par de preguntas sobre varias cosas delicadas.Es un personaje controversial y no teme responderle a nada.

A las 11 de la mañana seguía llegando gente por montones. Un miliciano en la puerta del parque me indicó que le abriera mi morral, un proceso “normal” en teoría, pero sigue sorprendiendo que exista una figura como esos militares “piratas”. Porque no era policía, ni Guardia. Era un miliciano.

El primer cambio en el concierto se hizo el día de ayer. Originalmente iba a ser en la Concha Acústica del parque, pero se trasladó a una ampliación del Parque del Este en terrenos de la base aérea de La Carlota, que el chavismo bautizó con el nombre de un patriota: el Parque Simón Bolívar. El patriota favorito.

Obviamente el público de esta figura del trap es joven. Muy joven. Algunos se comportaron a la altura, yendo alegremente a su concierto. Pero lamentablemente, la actitud de la mayoría no fue la mejor.

Por ejemplo: les gritaban a las mujeres, atestiguamos varios grupos en eso. En un “plan” que va mucho más allá de un piropo y raya más en el acoso.

También fue evidente un problema de seguridad que arrancó desde el inicio. Parecía no haber un despliegue acorde al momento y a la multitud. Quizás no calcularon bien el arrastre de Neutro, un verdadero ídolo especialmente en los barrios. También hay que mencionar la gran irresponsabilidad de llevar niños pequeños a ese tipo de eventos. Bebés, criaturas que no superaban el par de años.

Algunos miembros del “staff” de la compañía contratada revisaban a la gente, por encima. Eran apenas cuatro vigilantes contra miles de personas fluyendo en el puente que comunica los dos parques. Al llegar, por fin, al sitio donde se planeaba realizar el concierto, imperaba el desorden.

Centenares de jóvenes apoderados de las gradas y otro par de decenas en los techos de instituciones oficiales que se encuentran en el lugar. Se respiraba un ambiente muy tenso. Desde que llegamos, estaban (y con razón) regañando a los jóvenes que empujaban a los que se encontraban más cerca de la tarima. Al principio sonaba como una amenaza vacía, pero no sería así.

Esto se puso feo

El fotógrafo y yo hicimos maromas para traspasar la seguridad hacia el backstage, pero no fue imposible. Los vigilantes estaban distraídos con una realidad que se acrecentaba. Unos cuantos de los más jóvenes y las mujeres comenzaban a desmayarse.

Al llegar y hablar con miembros del equipo cercano a Neutro y organizadores del evento, el rumor se hacía más fuerte: el evento se iba a suspender.

Entre cigarros y una conversación de esas que observas, que no tienes mirando a la cara a los demás sino en modo de alerta y vigilante con lo que está a tu alrededor, nos hicimos una idea de la cantidad de personas asistentes: calcularon más de 10.000.

Agua, pedían y gritaban por agua. Esto era como estar en un microondas gigante. Incluso para nosotros que nos encontrábamos en un espacio más despejado. Los bomberos y Protección Civil activaron las mangueras del lugar y después de un tiempo, alegraron a la multitud mientras los bañaban.

Corina Smith estaba en una camioneta sola y en otra, presuntamente, estaba Neutro Shorty. La primera señal de que el concierto “no iba”: Corina se fue. Tal vez por su propia seguridad.

La situación era comprometedora. No paraban de llegar desmayados y heridos que saldrán en reportes oficiales por doquier: 4 muertos y 30 heridos. Protección Civil nunca paró de recibir y atender a quienes necesitaron ayuda.

neutro shorty

Neutro Shorty bajó del carro con una actitud extremadamente segura. Cualquiera diría que con arrogancia, pero creo que era una calma que a él mismo le faltaba y que quería transmitirle a su público.

“Falleció una niña”, me dijo casi entre lágrimas una relacionista pública involucrada con el trapero y eso hizo que él mismo quisiera dar declaraciones. Andrea Calderón Rodríguez, de 14 años, murió aplastada por una multitud a las puertas del Parque del Este.

Neutro Shorty subió las escaleras hacia la tarima con su Dj, Young Papi Gordo, y miembros de seguridad. Estuvimos lo más cerca posible. Justo detrás del artista. La panorámica era devastadora: los empujones hacían que el público se viera como un mar de gente. Nunca fue tan clara esa imagen hasta ese momento. El mar estaba “picado”.

Lo que hay que entender de la situación es que Neutro Shorty es un fenómeno casi continental. Cuando le lanzas este “mesías” a miles de “chamos” que tienen que lidiar, en su mayoría, con encontrar qué comer todos los días, se vuelven locos. Locos.

Las muertes fueron accidentes producto también de errores en la producción y en la planificación de acceso y seguridad. El peor fallo fue no calcular este fenómeno y subestimar al “monstruo” (en el buen sentido) del trap en Venezuela. Nada más que de la mano de su máximo exponente.

Neutro, Liomar, Lio o como quieras llamarlo, en ese momento no era el trapero rudo que se ve en sus videos. Le ganaba la cara de preocupación, de dolor genuino.

Trató de calmar a su público e incluso los regañó. Las imágenes se hacían cada vez más fuertes, mientras estuve en la tarima recogieron a por lo menos 10 niñas desmayadas, que cargaban desde el piso e iban pasando como un saco de naranja hasta la tarima. Young Papi Gordo, incluso, llamó fuertemente la atención a los miembros de seguridad para que socorrieran a la gente. No se daban abasto.

“Hermanos, yo convoqué hoy a un concierto por la paz y hablando claro, hay algunos que ‘chocaron el carro’”. La analogía automotriz se refiere a equivocarse fuertemente, similar a “comerse la luz” y con esas palabras Neutro Shorty empezaría un discurso que lo definió como artista.

Me habían hablado mal de él, de su antipatía. Algunos me habían hablado bien, pero lo que vi hoy fue a un gran trapero y rapero que se debe a su público y está dispuesto a nivelarse con ellos, está dispuesto a ofrecer otra fecha gratis e incluso a regalarles una canción, aun cuando claramente estaba decepcionado, triste por el resultado de lo que era una iniciativa positiva. Y les brindó, antes de irse, uno de los temas más icónicos de su carrera: «Makito».

Notiespartano/800Noticias/ElEstímulo

Check Also

Crisis venezolana disminuye expectativa de vida de pacientes crónicos

  Los pacientes crónicos en Venezuela viven menos que antes. La grave crisis hospitalaria que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *