Home / Salud & Fitness / Síndrome del ovario poliquístico: ¿qué sabes sobre esta alteración hormonal?

Síndrome del ovario poliquístico: ¿qué sabes sobre esta alteración hormonal?

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) afecta a más del 10% de las mujeres en edad fértil y es un síndrome complejo, ya que puede impactar a la salud de la mujer de formas muy variadas y comprometer seriamente la fertilidad.

Septiembre ha sido el mes de la concienciación del Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), una alteración hormonal que aún muchas personas desconocen. No es fácil realizar un diagnóstico, ya que, con los años, se ha ido cambiando los signos y síntomas que lo catalogan, por lo que se sospecha que podría haber más mujeres que los padecen sin tener conocimiento.

En mi consulta veo cada día mujeres que tienen los síntomas físicos, pero que no tienen un diagnóstico claro. Y esto se produce porque se tiene la falsa creencia de que las mujeres que tienen síndrome de ovario poliquístico deben de tener quistes en los ovarios u ovarios con más de 12 folículos (éstos son los que contienen los óvulos) y esto no es así, porque el SOP es mucho más que una ecografía, es una enfermedad neuroendocrina, que afecta negativamente a la fertilidad, pero también a la salud de la mujer y esto no debemos dejarlo pasar.

¿Cómo podemos saber si una mujer tiene SOP?

Lo primero y más básico, realizando una ecografía vaginal junto con una analítica hormonal, pero lo más importante, es realizar una buena historia clínica, o lo que es lo mismo, hacerle decenas de preguntas a la paciente que nos hagan sospechar del desarreglo hormonal. Ante qué situaciones podemos encontrarnos si tenemos SOP:

  • Ciclos irregulares, ausencia de menstruaciones o ciclos menstruales más largos de lo normal. Si la mujer tiene la regla cada 35 días, o más…
  • Tener menstruaciones regulares pero sin ovulación.
  • Tener más de 12 folículos en uno, o en ambos ovarios.
  • Elevación de las hormonas suprarrenales.
  • Tener unos niveles de LH (hormona luteinizante) más elevados que los de FSH (hormona folículo estimulante)
  • Tener valores elevados de hormona antimulleriana, o lo que es lo mismo, tener una alta reserva ovárica.
  • Tener exceso de hormonas masculinas (hiperandrogenismo), lo que provoca en la mujer caída de pelo en la parte frontal (alopecia), exceso de acné y tener mucho vello en el todo el cuerpo (hirsutismo).
  • Obesidad.
  • Resistencia a la insulina.
  • Hipotiroidismo

En consecuencia a todas estas alteraciones, la mujer puede sufrir menstruaciones muy dolorosas, ya que el desequilibrio hormonal provoca un exceso de estrógenos en sangre, y por tanto inflamación, lo que finalmente provoca dolor. Además, si tiene hipotiroidismo o resistencia a la insulina, le va costar mucho perder peso, sobre todo en la zona abdominal.

También se ha demostrado que las mujeres con SOP tienen más probabilidad de padecer ansiedad y depresión. Como se ha mencionado anteriormente puede padecer de hirsutismo, es decir, tener más vello en el cuerpo de lo normal, o en lugares que no es habitual en la mujer.

Además, tiene un componente genético, que todavía está en estudio, pero las mujeres que padecen SOP tienen más probabilidad de tener hijas que lo sufran. Como profesional experta en SOP trato a las mujeres con desarreglos hormonales desde un punto de vista integrativo, a través de la alimentación, suplementos naturales (vitaminas, aminoácidos, minerales, ácidos grasos…) y realizando un exhaustivo estudio de análisis clínicos, para poder conseguir el máximo de información.

Un tratamiento integral puede regular este síndrome, sin necesidad de la toma de hormonas. De hecho, una de las primeras cosas que se realizan ante una mujer que tiene SOP es darle píldoras anticonceptivas, para que tenga cada mes la menstruación, pero en realidad los ACO solo hacen que se produzca un sangrado, no una menstruación, y no regulan el desequilibrio hormonal, tan solo es un parche que lo tapa mientras las tomas.Mi consejo para todas aquellas mujeres que me estén leyendo y que tengan SOP (o lo sospechen) es que se pongan en manos de un especialista integral y que realice cambios en su alimentación, que tenga unos niveles de vitaminas en niveles óptimos, y que haga ejercicio de manera regular, esto como mínimo.

Es imposible dar un tratamiento genérico para todas, porque dependerá de si está afectada la tiroides, o si tiene una resistencia a la insulina o un exceso de trabajo en las glándulas suprarrenales, dependiendo del tipo de alteración necesitará unas pautas u otras a seguir, tanto de alimentación como de suplementación.
Lo importante es que se puede mejorar y en muchos casos regular, tanto para una salud futura óptima, tanto para conseguir un embarazo.

30 datos curiosos sobre la menstruación que quizá no conocías

Check Also

Sarro dental, cómo evitar y eliminar la placa

La boca es una de las partes del cuerpo que más expuesta está a la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *