Home / Curiosidades / La extraña historia sobre el caballo de Ferrari

La extraña historia sobre el caballo de Ferrari

Ferrari tiene uno de los logos más reconocibles del mundo, algo por lo que matarían las agencias de branding tras realizar todos los estudios e investigaciones habidos y por haber, pero la génesis del semental negro elegido como logo de la marca italiana fue mucho más espontánea que todo esto, según revela este vídeo de la marca automotriz (en inglés):

Como afirmó Enzo Ferrari, el creador de la firma de automóviles, “la historia del caballo rampante es simple y fascinante”. El caballo estaba pintado en el fuselaje del avión de caza que pilotaba Francesco Baracca, un héroe italiano de la Primera Guerra Mundial que, tras decenas de victorias, fue abatido en el municipio de Montello.

En 1923, Ferrari ganó el primer circuito del Savio, en Rávena, y allí conoció al conde Enrico Baracca, padre del ilustre aviador, y más tarde a su madre, la condesa Paolina Biancoli. Ella le pidió que emplease el caballo de su hijo como insignia para sus coches, asegurándole que le traería suerte. Ferrari le hizo caso y conservó el color negro original del animal, al que añadió un fondo amarillo, representativo de Módena, su ciudad natal.

Y es que la marca del caballo, fundada en 1929 y dedicada a fabricar automóviles de competición pasó al cabo de unos años a crear también modelos superdeportivos para todos los públicos. Gracias a sus éxitos en las carreras con imponentes motores, sistemas de aerodinámica de última generación y la más alta tecnología en el mundo de la automoción, Ferrari es una de las marcas de coches más espectaculares, con una reputación ganada a pulso a lo largo de los años. El sueño de más de un aficionado es la de conducir una “macchina” de Ferrari.

Lo que el vídeo no cuenta, y Co Design ha extraido de la Wikipedia, es que Francesco Baracca murió en la guerra, posiblemente después de que su avión fuera disparado por tropas de tierra y ardiera. La razón por la que el caballo es negro y no rojo es porque es una señal de duelo por el piloto muerto. Se trata de un detalle delicado que la maquinaria de marketing de Ferrari ha elegido omitir del vídeo, quizá porque no quieren que nadie mire su logo y piense “muerte en un vehículo en llamas”.

Check Also

Un raro fenómeno lunar ‘hipnotiza’ a los británicos

El pasado fin de semana, vecinos del condado de Cornualles, en el sudoeste del Reino …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *