Home / Opinion / Padrino a lo Mario Puzzo, por José Angel Borrego

Padrino a lo Mario Puzzo, por José Angel Borrego

El Ministro de Defensa está alzado con el mando del país.

-Ayer negó posibilidad alguna de cambio en el gobierno remachando que “mucho menos transición”.

En la capital los rumores superan los decibeles en todos los comederos donde se reúne la cohorte que cabalga en pos del oficialismo. El humo de parrilladas, el poché de suculentos meros y el descorche 18 añero avivan pasiones entre rufianes de oficio que pretenden prolongar la manguanga con sus entarimados bochornosos. Rumores hay, variopintos como aquellos catálogos de Pinco Pittsburg que Renny Ottolina mostraba con orondia.

Ayer irrumpió “la madre de todos los rumores”: Al estilo de “El Padrino” de Mario Puzzo, el Ministro de Defensa se ha apoderado del poder y sin peaje político que lo coarte dicta pautas que correspondería a quienes simbólicamente detentan la gobernanza. Padrino ha sido aleccionado por la inteligencia cubana sobre su real estatus en el país oficial. Maduro depende de su “buena voluntad”, Diosdado acepta que el ministro domina el tablero de la FANB y el generalato confía en el nuevo “hombre fuerte” para proteger sus deleznables fortunas proveídas por vías vergonzosas.

En dos restaurantes capitalinos, uno en la Francisco Solano y otro en El Rosal, de forma paralela, sin acordar el guion, se aseguró que las directrices sobre negocios, que aun precarios son un tanto jugosos, dependen de Fuerte Tiuna, en particular los de PDVSA.

El viraje hacia el nuevo timonel, según piensa la pandilla de los soles deriva del hecho de que Padrino López mantiene sintonía con enviados del Norte. El ministro fue enfático ayer al jurar que no habrá golpe de Estado y menos aún transición. ¿Quién lo autoriza a utilizar tan exacerbada contundencia? No fue Maduro ni fue Diosdado.

La vía institucional, aunque a medias, seduce a Padrino. Ser presidente con apoyo de Washington. Trump prefiere al enemigo de su enemigo: La Habana. Don Corleone se mira a sí mismo en Miraflores estirando el brazo para que se le bese la mano. Mientras tanto Nicolás Maduro y Diosdado Cabello observan el nuevo cauce de una conflagración que escapa de sus propósitos.

JAB-CNP526

 

 

Check Also

Elecciones parlamentarias: El gobierno se daría un “tortazo” si la oposición actúa inteligentemente.

–Ni siquiera el “apoyo desinteresado” de Henri Falcón, Felipe Mujica, Claudio y Timoteo podría librarlo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *