Home / America Latina / ENFOQUE-Cuando EEUU pone una frontera entre los niños migrantes y sus cuidadores

ENFOQUE-Cuando EEUU pone una frontera entre los niños migrantes y sus cuidadores

Por Kristina Cooke

(Reuters) – El 12 de junio, Gerardo, un albañil indígena guatemalteco de 41 años, compareció ante un juez migratorio en El Paso, Texas. Tras cruzar de forma ilegal la frontera entre Estados Unidos y México dos meses antes con su hijo de 14 años, fue separado del niño y obligado a esperar en México para su audiencia.

Ahora, solo tenía una pregunta para el juez: «¿Puede ayudarme a recuperar a mi hijo?».

Después de entrar a Estados Unidos, un agente de la patrulla fronteriza declaró que el certificado de nacimiento fotocopiado del niño era falso, lo que arrojó dudas sobre su relación padre-hijo. Pese a las protestas de Gerardo en español, los oficiales se llevaron a Walter.

Gerardo fue enviado a Ciudad Juárez, México, para esperar su proceso en el tribunal de inmigración, sin saber dónde fue llevado Walter ni recibir instrucciones sobre cómo hallarlo, según el hombre y sus abogados, quienes relataron a Reuters el caso. Pidieron ocultar su apellido porque Gerardo teme por la seguridad de su familia en Guatemala.

Gerardo asegura que gracias a una llamada telefónica a un primo en Arkansas se enteró de que Walter estaba en un refugio para niños migrantes cerca de Miami. Separado de su padre, Walter recordó más tarde: «Sentí que el mundo se me estaba cayendo encima».

A medida que la nueva política del gobierno de Donald Trump se expande rápidamente, las separaciones familiares se complican cada vez más por una gran barrera: una frontera internacional.

La política conocida como «Protocolos de Protección al Migrante» (MPP, por sus siglas en inglés) requiere desde su puesta en marcha en enero que algunos migrantes esperen en México a que se procesen sus casos, mientras que otros -basados ​​en gran medida en la discreción de las autoridades fronterizas- pueden esperar en Estados Unidos.

Unos 18.500 migrantes han sido devueltos a México bajo esta nueva política, según las autoridades mexicanas.

NORTE Y SUR

Cuando los niños son enviados al norte de la frontera y los cuidadores al sur, la comunicación y la coordinación legal se ven afectadas, su salud emocional puede deteriorarse y reunirse de nuevo puede llevar semanas, según cerca de dos docenas de entrevistas con familias migrantes, sus abogados y defensores, investigadores y observaciones en salas judiciales.

Aunque un tribunal frenó el año pasado las separaciones generalizadas de «tolerancia cero» de padres e hijos migrantes en la frontera, los funcionarios estadounidenses siguen separando a ciertos miembros de las familias allí.

Separan a hijos y padres si creen que los documentos son falsos, si el padre tiene antecedentes penales, si no puede probar la paternidad o si el niño parece estar en riesgo.

Los funcionarios también separan de forma rutinaria a los niños de parientes que no son sus padres, incluidas tías, hermanos y abuelos, algo que también hacía el gobierno anterior de Barack Obama con el objetivo de frenar el tráfico de niños.

Este año, bajo los MPP, los funcionarios fronterizos en algunos lugares tiene la opción de enviar a los adultos a México en lugar de detenerlos o ponerlos en libertad en Estados Unidos a la espera de sus audiencias judiciales. Los niños separados son enviados a refugios infantiles.

«Creemos que (las organizaciones de contrabando) han estado entrenando a personas para decir que si llegan a la frontera con un niño y se hacen pasar por una unidad familiar, no serán detenidos», dijo Gregory Nevano, director asistente de la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). «Estamos tratando de salvar y rescatar a los niños».

Funcionarios de la ICE dijeron que entrevistaron a 2.475 «unidades familiares» (supuestos padres e hijos) en la frontera suroeste que «presentaron indicios de fraude» entre mediados de abril y el 5 de julio. Se halló que 352 de ellos declararon de manera falsa relaciones entre padres e hijos.

Abogados y trabajadores sociales dicen que cuando los adultos son enviados a México, es difícil comunicarse con ellos porque a menudo no tienen una dirección fija. También es más difícil la conexión para adultos y niños: el número 1-800 disponible en línea para ubicar a los niños en los refugios estadounidenses no funciona en México.

  PETICIONES ANTE EL JUEZ

El lunes en El Paso, una mujer nicaragüense le dijo a un juez que había sido separada de su hija de 5 años a mediados de mayo y enviada a México, según su abogado, Taylor Levy.

La mujer explicó que quedó embarazada tras una violación cuando tenía 13 años, por lo que las autoridades identificaron a los abuelos como padres en los registros de nacimiento. Ella pidió una prueba de ADN, dijo Levy.

El mismo día, en una corte de San Diego, Reuters vio a un guatemalteco diciéndole a un juez que había sido separado de su hijo de 15 años el 3 de mayo y que había sido enviado a la frontera. «Estoy muy estresado debido a esta separación», sostuvo. No quedaron claros los motivos de la separación.

Los abogados dicen que Estados Unidos no parece mantener registros sobre las separaciones familiares bajo los MPP. Los casos suelen salir a la luz solo cuando los inmigrantes acuden a los tribunales, a menudo semanas después del suceso. La mayoría de los migrantes enviados a México no ha tenido audiencias aún.

«Por lo que sé, el gobierno no tiene ningún sistema para rastrear a los padres e hijos que separan bajo los MPP», dijo Judy Rabinovitz, abogada de la American Civil Liberties Union (ACLU), que está desafiando el programa en cortes federales.

Leah Chavla, asesora de políticas de la Comisión de Mujeres Refugiadas en Washington, DC, dijo que conoce al menos seis casos de niños separados de sus padres que fueron devueltos a México. «Estoy segura de que estamos rascando la punta del iceberg», señaló.

Junto a otros defensores dijo que cuando la validez de una relación familiar es incierta, tiene más sentido permitir que los padres sigan en Estados Unidos mientras se resuelve el problema.

Refiriéndose al caso de Gerardo, indicó que «es impactante la facilidad con la que lo separaron y lo enviaron de vuelta por la frontera. Pensarías que habría un poco de diligencia debida antes de eso».

A medida que se expandían los MPP, el personal de la organización sin fines de lucro Jewish Family Service de San Diego comenzó a notar que cada vez más personas llamaban a su línea directa contando que habían sido separadas de sus familiares, por lo que agregó formalmente una pregunta sobre esto a sus consultas a las autoridades.

En las últimas cuatro semanas, aseguró que 10 de sus 40 consultas se han referido a casos relacionados con familias separadas, incluida una abuela que aseguró tener la tutela legal de su nieto y documentos para probarlo. La mayoría eran separaciones de parientes no padres y de padres no biológicos.

Hace dos meses, Karla, una salvadoreña de 24 años, fue separada de su hermana de 11 y de su hermano de 14 tras buscar asilo en la frontera de Estados Unidos en Tijuana. Según dijo, desde el asesinato de su madre hace dos años, ella era su responsable principal.

En mayo, las autoridades la dejaron en Tijuana y sus hermanos fueron trasladados a refugios en Estados Unidos. Pidió ser identificada por su nombre porque teme por su seguridad.

«Estamos solos en este mundo, no tenemos padres», dijo. «Ruego a Dios que podamos estar juntos de nuevo».

    Gerardo podría haber esperado mucho más tiempo en México si no hubiera sido por un golpe de suerte.

Los abogados Haiyun Damon-Feng y Erin Carter estaban en la corte de El Paso el día en que se trató el caso de su hijo. Con la ayuda de la ACLU, contactaron a un funcionario del Departamento de Justicia que intervino de inmediato. El 15 de junio, Gerardo fue liberado en Estados Unidos, bajo la versión de libertad condicional del sistema migratorio.

Walter fue liberado la semana pasada y se reunió con su padre en Arkansas. Su abogados dijeron que, al parecer, las autoridades verificaron su relación padre-hijo con la misma documentación declarada falsa en la frontera tres meses antes.

<^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

GRÁFICO (en inglés): Devoluciones a México de personas que buscan asilo en EEUU https://tmsnrt.rs/2LBeTKa

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

(Reporte adicional de José Gallego Espina, Reade Levinson y Ricardo Arduengo; editado en español por Carlos Serrano)

tagreuters.com2019binary_LYNXNPEF6A1PA-BASEIMAGE

Check Also

Rusia ve una mejoría de la situación en Venezuela

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, opinó este martes que la situación en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *