Home / Internacionales / Hong Kong: huelga general y manifestaciones contra extradiciones a China

Hong Kong: huelga general y manifestaciones contra extradiciones a China

La sociedad civil de Hong Kong aumenta su movilización contra la propuesta de ley de extradición a China, que podría poner en riesgo los derechos de los hongkoneses, con la convocatoria de un paro general este miércoles, precedido hoy martes de una huelga de hambre y una sentada en la sede del Consejo Legislativo, donde el proyecto se someterá mañana a una segunda lectura.

El proceso de tramitación de la polémica propuesta, además, parece haber dado alguna marcha más, pues el presidente del Consejo Legislativo hongkonés, Andrew Leung, anunció hoy que los diputados no votarán el texto hasta el jueves de la semana que viene.

Las movilizaciones comenzarán esta misma tarde y los primeros en empezar serán los escritores del grupo Pen Hong Kong, quienes comenzarán una huelga de hambre de 24 horas a partir de las 20.00 hora local de este martes. Dos horas después, grupos en favor de la democracia han convocado a miles de ciudadanos a una sentada para rodear las instalaciones del Consejo Legislativo de la ciudad, y les instaron a que permanezcan allí hasta este miércoles.

Por su parte, la huelga general está prevista para mañana, 12 de junio, y ya ha pasado a conocerse como «Huelga 612», en referencia al mes y el día del paro, convocado por sindicatos de autobuses y de aviación, docentes, por la iglesia católica, hospitales, del sector de la asistencia social y de la Confederación de Sindicatos.

Cientos de establecimientos, restaurantes, tiendas de comestibles, libros y cafeterías han anunciado su intención de unirse a la huelga, así como sindicatos de profesores y escuelas, pequeños hoteles, bufetes de abogados, trabajadores sociales y más de 40 grupos religiosos y de bienestar social.

Los comerciantes se han movilizado en las redes sociales, bajo la etiqueta «#612strike», anunciando que sus tiendas cerrarán para permitir que sus empleados se manifiesten. Empresas como Cathay Pacific, Craft Coffee Roaster o Call 4 Van han anunciado cierres solidarios, con el mismo objetivo.

En una declaración publicada en su página de la red social Facebook, el sindicato de conductores de autobús instó a todos sus miembros a conducir a una velocidad «segura», muy por debajo del límite de velocidad, y a abstenerse de adelantar a otros vehículos.

«Hong Kong se construyó gracias al duro trabajo de generaciones», dice Meet Yoga Studio en su cuenta Instagram. «¿Y si lo borramos todo y lo llamamos directamente China?», se preguntó irónicamente. «Soy una hongkonesa que no sabe casi nada de política y encuentra placer en las pequeñas cosas de la vida», escribió por su parte una florista. «Pero lo que sé de la política es que afecta a todos los aspectos de nuestra vida». El abogado Michael Vidler dijo que permitirá a sus 12 empleados que obren «según su conciencia».

La mayor protesta desde 1997

La protesta del domingo fue la mayor desde que la excolonia británica pasó a manos de China en 1997. Según los organizadores, más de un millón de personas (250.000, según la policía) desafiaron el calor sofocante para salir a las calles y pedir al ejecutivo hongkonés que renuncie a su proyecto de ley.

El texto ha provocado las críticas de los países occidentales y las protestas de algunos hongkoneses, que temen caer en manos del sistema de justicia chino, opaco y politizado, y creen que esta reforma perjudicará la imagen internacional y el atractivo de la ciudad semiautónoma.

Sin embargo, la magnitud de la manifestación no disuadió a Carrie Lam, Jefa Ejecutiva de Hong Kong, quien reiteró este lunes que el Consejo Legislativo -el «Parlamento» hongkonés, dominado por fuerzas leales a Pekín- examinaría este texto el miércoles, tal y como estaba previsto.

Quienes se oponen al proyecto anunciaron otra manifestación el miércoles, cerca del Consejo Legislativo y llamaron a la población a participar o a hacer huelga. «El 12 de junio, esperamos que el Frente Civil de Derechos Humanos inicie la manifestación a las 10:00 horas locales», afirmó este lunes a la prensa Jimmy Sham, uno de los organizadores de la protesta. Otros pidieron pasar la noche del martes cerca del Parlamento.

China, contra la «connivencia con Occidente»

1984, el famoso libro de George Orwell, esta sucediendo en Hong Kong, aseguraba una manifestante, este fin de semana, desde Berlín. (Reuters/H. Hanschke)«1984», el famoso libro de George Orwell, «esta sucediendo en Hong Kong», aseguraba una manifestante, este fin de semana, desde Berlín.

Lam criticó este martes el proyecto de huelga. «Insto a las escuelas, padres, empresas y sindicatos , antes de convocar estos actos radicales, a plantearse la pregunta del bien que pueden hacer a la sociedad y la juventud de Hong Kong», afirmó, según Radio Television Hong Kong (RTHK).

En la misma línea se manifestó el legislador del Partido Laborista Fernando Cheung, quien opinó que la huelga no es constructiva para la sociedad, aunque admitió que puede enviar un mensaje fuerte y claro al gobierno.

Por su lado, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China Geng Shuang, aseguró durante su rueda de prensa diaria que  «nuestro sistema judicial -agregó- garantiza por completo todos los derechos de los sospechosos. Nos han extraditado más de 260 sospechosos de muchos países de Europa, Asia, África y América Latina. Esto demuestra la confianza de la comunidad internacional en el sistema judicial de China».

China «continuará apoyando firmemente» el proyecto de ley presentado por las autoridades de Hong Kong. «Nos oponemos firmemente a cualquier fuerza exterior que intervenga en los asuntos legislativos» de Hong Kong, afirmó el propio Shuang el lunes, en alusión a reuniones de la oposición de Hong Kong con el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo y con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

La prensa oficial china imputó la responsabilidad de las enormes manifestaciones organizadas este fin de semana en Hong Kong a injerencias extranjeras, y acusó a los opositores políticos de la excolonia de «connivencia con Occidente». Fuentes de las fuerzas de seguridad locales citadas por el diario hongkonés South China Morning Post indicaron que está previsto desplegar 5.000 agentes de policía para contener las protestas.

Proyecto de ley, ¿contra la criminalidad?

El proyecto de ley contempla la extradición a todas las jurisdicciones con las que no existe un acuerdo bilateral, incluida la China continental. Las autoridades afirman que esta ley llenará un vacío legal y hará que la ciudad ya no sea un refugio seguro para algunos criminales. Garantizan la existencia de salvaguardas para asegurar que se cumpla con las normas internacionales de derechos humanos y que no se dirija a los opositores políticos de China.

Entre los manifestantes del domingo, muchos portaron sombrillas amarillas, un símbolo del Movimiento de los paraguas, que exigió en 2014 la elección del Jefe del Ejecutivo por sufragio universal. (Reuters/T. Peter)Entre los manifestantes del domingo, muchos portaron sombrillas amarillas, un símbolo del «Movimiento de los paraguas», que exigió en 2014 la elección del Jefe del Ejecutivo por sufragio universal.

Pero tras años de tensiones políticas en la antigua colonia británica, muchos hongkoneses ya no creen en las promesas de su ejecutivo, que está alineado con Pekín, y sospechan de las intenciones del gobierno chino, especialmente bajo Xi Jinping.

En virtud del acuerdo de 1984 entre Londres y Pekín, que presidió su traspaso en 1997, Hong Kong disfruta de una semiautonomía y unas libertades que no existen en la China continental, en teoría, hasta 2047.

Sin embargo, la antigua colonia británica ha sido escenario de considerables disturbios políticos durante la última década, por la preocupación que suscita la creciente interferencia de Pekín en sus asuntos internos y por la percepción de que el acuerdo de cesión y el famoso principio «Un país, dos sistemas» ya no se respetan.

La desconfianza hacia China ha ido en aumento desde que desaparecieron una serie de personalidades críticas con el poder chino, entre ellas un grupo de editores disidentes y un multimillonario, que reaparecieron luego detenidos en el continente

En el otoño de 2014, el corazón financiero de Hong Kong estuvo bloqueado durante varias semanas por el «Movimiento de los paraguas», una vasta movilización para exigir la elección del Jefe del Ejecutivo por sufragio universal. Desde entonces, muchos activistas pro-democracia han sido encarcelados, se les ha impedido presentarse a las elecciones o se les ha despojado de su cartera de consejeros en el Consejo Legislativo.

Notiespartano/Reuters/DW.com

Check Also

Irán rechaza acusación de EEUU por ataques a petrolera Saudita

DUBÁI, 15 sep (Reuters) – Irán desestimó el domingo las acusaciones de que es responsable …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *