Home / Sucesos / Ganaron 600 dólares en las carreras de caballo y los asesinaron

Ganaron 600 dólares en las carreras de caballo y los asesinaron

Dos amigos que acababan de ganar 600 dólares en una carrera de caballos, fueron asesinados por un grupo de asaltantes en horas de la noche del viernes en la calle La Libertad de Petare, en el municipio Sucre del estado Miranda.

José Antonio Peralta de 33 años de edad y Larry Gómez de 35 años el viernes en la tarde cobraron su sueldo y decidieron pasar la noche en un local de apuestas ubicado en Petare con la intención de probar suerte.

A las 10 de la noche ganaron una carrera que les reportó una ganancia de 600 dólares, dinero que cobraron. A los pocos minutos compraron una caja de cerveza para luego retirarse del lugar.

Los Amigos salieron y se sentaron a tomar las cervezas a unos metros del local.

Al parecer alguien dateó a unos asaltantes sobre el dinero que se habían ganado Peralta y Gómez.

Varios sujetos, vestidos de negro, con gorras negras, llegaron hasta donde estaban los dos amigos y dispararon contra los amigos que minutos antes celebraban su suerte.  No le dieron tiempo a los hombres, José Antonio Peralta recibió un disparo en la cara, mientras que Larry recibió dos tiros, uno en el cuello y otro en la cabeza.

Ambos murieron en el lugar. Les robaron el dinero que habían ganado, sus teléfonos y la caja de cerveza que acababan de comprar.

Familiares de los dos trabajadores se enteraron de lo ocurrido a través de una llamada telefónica y llegaron hasta donde estaban los dos cuerpos, que a pesar de encontrarse a pocos minutos de la sede del Cicpc de El Llanito, no habían sido levantados.

La familia llevó a ambos hombres hasta el hospital Domingo Luciani, donde fue registrado su deceso.

Larry Gómez deja dos hijos.

Ambos hombres trabajaban juntos en la restauración de un edificio en Altamira.

Notiespartano/EU

Check Also

Fue hallada muerta en los manglares niña desaparecida en Juangriego

A última hora de la tarde de ayer viernes fue encontrado el cuerpo sin vida …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *