Home / Lo mas reciente / Entre tantas mentiras van surgiendo verdades, por Morel Rodríguez Ávila

Entre tantas mentiras van surgiendo verdades, por Morel Rodríguez Ávila

Por fin el Banco Central publicó las cifras que durante años, retuvo, seguro como estaba de tener que reflejar verdades que desenmascarasen al gobierno de Chávez primero y al de Maduro después, sin lugar a dudas únicos culpables de conducir al país hacia el despeñadero.

Haberlas escondido fue, por supuesto, una estrategia de por sí errada ya que, según el refrán, quien no la debe no la teme, retener realidades se considera un pésimo error que, por ser tan perjudicial, ningún gobierno que se aprecie de honesto e inteligente, se atreve a cometer.

Pero si se publican esas verdades, se pueden superar las trabas, errores, equivocaciones y locuras incluso, pudiendo el gobierno en cuestión mostrarse al mundo tan arrepentido de haber fallado en el manejo de lo económico y financiero que todo el mundo correrá a ayudarlo.

No fue así. Los asesores de Chávez y de Maduro, Borrego el que asesoró al Che, que fracasó como ministro y presidente del BC cubano, entre otros, no tuvieron el coraje suficiente para recomendarle al que se fue y al que quedó, antes que silenciar las cifras, darlas a conocer.

Es que siempre, desde que en 1917 juraron cambiar la sociedad mundial por una sola, la comunista, los rojos esconden debajo de la alfombra lo malo y, lo peor, no escuchan consejos ni recomendaciones porque ellos y nadie más que ellos son los que saben de todo aun sin saber nada de nada.

Dentro y fuera del escenario nacional, los mayores especialistas del complicado sector de la banca y las finanzas, recomendaron lo que era lógico llevar a cabo, publicar las cifras, único modo de oficializar, por la vía de los indicadores, la buena, regular o mala marcha de una gestión.

No se les hizo caso alguno. Las puertas del BCV se cerraron, no así las bóvedas que se abrieron para sacar plata y oro a conveniencia, y las cifras se escondieron a los ojos de los venezolanos que, en la calle, sin embargo constataban cómo Venezuela se iba destruyendo paso a paso.

Uno de los expertos economistas, el también diputado a la AN, José Guerra, en sus más recientes declaraciones sobre el caso, denunció que  las cifras dadas a conocer por el Banco Central de Venezuela (BCV) «reflejan una catástrofe». Consideró el parlamentario que “los datos exponen la destrucción de la producción nacional”, explicando que, “entre 2013 y 2019, la economía perdió el 52% de su tamaño y ello es particularmente grave en los sectores petroleros, con caída de 47% y manufacturero, con -76%».

Guerra, que cuando habla demuestra lo que dice, admitió que, admitió que «llama poderosamente la atención la declinación de la industria de la construcción, que con la contracción del aparato productivo y la hiperinflación se derrumbó el ingreso y el poder adquisitivo de los venezolanos”.

Lo dicho por el reconocido economista, una vez que el BCV, ante la constante presión del Fondo Monetario Internacional, el FMI, dio a conocer las cifras oficiales del Producto Interno Bruto, el PIB, correspondientes al tercer trimestre del año 2018, de verdad asustan: quedó evidenciado el pésimo manejo del gobierno de maduro, en este caso,, pues la caída es de un 22.5%, y en el sector de la producción la disminución fue de un peligroso 76.9%.

Decir que lo hicieron bien, es mentir tan absurda como descaradamente.

@MorelRodríguezA

Check Also

Asesinado otro aspirante a alcaldía en municipio fronterizo de Colombia

El político conservador Bernardo Betancourt Orozco, candidato en las elecciones del próximo octubre a la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *