Home / Opinion / ¿Qué busca el oficialismo?, por José Angel Borrego

¿Qué busca el oficialismo?, por José Angel Borrego

Diosdado no hizo curso de Estado Mayor porque lo sorprendió su inhabilitación siendo apenas teniente. Maduro no tiene idea de qué hablamos. Pero ambos están asesorados por consultores externos que conocen su oficio, han hecho una radiografía política del país, conocen los intersticios del liderazgo opositor y han comprobado que como pueblo el nuestro no se asemeja a los ciudadanos de naciones que vemos cada día en las pantallas de TV donde transmiten noticieros con imágenes del espíritu de libertad que se respira en países de variada cultura y gradación social que van desde Haití hasta Francia pasando por Rusia, Argentina y naciones casi desconocidas de África.

Estos consultores están convencidos que aquí la comodidad (y no el pacifismo) supera la necesidad de retar la presión gubernamental. Después de la pacificación de la guerrilla (Cadera I) en Venezuela no se han conocido insurgencias cívicas notorias por su pundonor. Nos hemos convertido en un almácigo atemorizado que ha permitido por 20 años que una caterva de desalmados sociales se imponga sobre la inteligencia colectiva. Eso lo saben los consultores y por tal razón estimulan que se siga estirando la soga convencidos de que no existirá una reacción digna de citarse. Digamos que la última nota épica del país sucedió el 11 de abril del 2002, por un cortísimo lapso que tributó en el desencanto general pero no más allá. ¿Qué habría sucedido si esa misma gente que llegó a Miraflores la noche del 11 de abril vuelve al palacio a enfrentar a los cuatro gatos que esperaban por Chávez? El ahora difunto habría retornado voluntariamente a La Orchila o tomado rumbo a La Habana. Pero no. Somos cómodos y como esos púgiles que pierden la pelea por falta de remate. ¿Este servidor? Ya rozamos los ¾ de siglo. (Ante la ausencia de jóvenes aguerridos y con…los viejitos daremos la pelea)

Check Also

La tragedia del Chaure, por Omar González Moreno

El sábado 8 de junio un voraz incendio en las adyacencias de la Refinería de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *