Home / Lo mas reciente / El camino es muy largo, por Morel Rodríguez Ávila

El camino es muy largo, por Morel Rodríguez Ávila

Alcanzar cualquier meta resulta siempre difícil. Importa mucho el sacrificio, voluntad firme, disposición constante, permanente, anhelo, deseo, compromiso.

En su búsqueda, y bien medido, debe darse cada paso para que el avance sea positivo y, al final, los resultados sean altamente favorables al encuentro del objetivo.

Hay que organizarse, debidamente, claro. Saber qué es lo que se quiere y cómo lograrlo para iniciar la tarea pretendida, de modo que evitemos el mayor número de escollos, salvemos cualquier obstáculo y podamos liberarnos de traba alguna que nos impida el avance.

Emprender la conversión de un sueño en realidad concreta, tiene que ser y debe serlo, aceptar que ese reto es una obligación que nos imponemos y, con esa visión, iniciar el camino que, si bien es largo y tortuoso casi siempre, sin embargo la intención es recorrerlo hasta su punto final, Es decir, alcanzar la meta.

Estas reflexiones las hacemos al analizar que la situación nacional cada vez se profundiza, agravándose y ocasionándole severos problemas de toda índole tanto a su gente como a su economía y desarrollo integral.

La crisis nos consume. La crisis ha trastocado todo. Nadie escapa de sus tentáculos porque la crisis, hay que decirlo, es un pulpo poderoso, gigante, que busca tragarse al país y a su gente. La economía está quebrada. La empresa privada perseguida, la clase media en vías de ser demolida, el desarrollo paralizado, el progreso sin esperanza alguna.

Da lástima, aquí en la isla, ver cómo los bulevares desde hace tiempo están sin gente y la mayoría de sus comercios cerrados. Otro tanto en todo el país. Fábricas, fincas, complejos industriales antes florecientes, productivos, motivo de orgullo, cerrados los pocos que no han sido estatizados.

Allá abajo, en Guayana, Sidor es un fantasma. Igual las restantes empresas básicas, estén o no abiertas, puertas adentro el abandono, la corrupción, la desidia y la irresponsabilidad campean, la producción es mínima.

Caso especial, Pdvsa, la que fue la más poderosa del mundo occidental, que producía y vendía millones de barriles de petróleo diario y ahora escasamente vende unos 300 mil, pero regala otros tantos al gobierno comunista de Cuba, que no paga, por cierto, por lo que perfectamente se puede decir que vive a costillas de los venezolanos.

Bien se sabe que es largo el camino hacia el encuentro de la paz, de la verdadera libertad, del imperio anhelado de la democracia y no del comunismo como sistema de gobierno. Que en ese camino pidieran sucederse muchas cosas y que se precisa, reiteramos, coraje, decisión, trabajo y entrega, para vencerlas. Que en la enorme y abnegada tarea de buscar esa paz, esa libertad y que sea la democracia la que prevalezca, estamos comprometidos todos los demócratas, la inmensa mayoría nacional.

Siendo así, porque en efecto así lo es, entonces reafirmemos el compromiso de transitar ese camino sin violencia, estrictamente apegados a la letra y al espíritu de la Constitución, y elevemos al Cristo del Buen Viaje, al Viejo de Pampatar, nuestra plegaria para que nos marque el mejor camino a seguir, que definitivamente nos lleve hacia una nueva república.

MorelRodríguezAvila/@MorelRodriguezA

Check Also

Facebook suprime miles de millones de falsas cuentas y descarta su desmantelamiento

La compañía estadounidense, que se enfrenta a un incremento de tentativas de creaciones automáticas de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *