Home / Economia / Tras sanciones de EEUU, Venezuela busca recolectar sus pagos por petróleo a través de Rosneft

Tras sanciones de EEUU, Venezuela busca recolectar sus pagos por petróleo a través de Rosneft

(Reuters corrige historia del 18 de abril para aclarar que  no pudo comprobar que se hicieron pagos bajo el acuerdo propuesto, remueve referencia a Evrofinance Mosnarbank y aclara que expertos consideran que no ha habido violación de sanciones)

tagreuters.com2019binary_LYNXNPEF3H1DP-BASEIMAGE

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) – PDVSA ha solicitado al menos a dos de sus clientes hacer pagos por compras de petróleo venezolano a través del gigante estatal ruso Rosneft en momentos en que se encuentra bajo presión por las sanciones impuestas por Estados Unidos, según una fuente de PDVSA y documentos vistos por Reuters.

El mecanismo propuesto es la más reciente señal de la creciente proximidad a Rusia del gobierno venezolano, que enfrenta una crisis de efectivo, mientras Estados Unidos aprieta su cerco financiero alrededor del presidente Nicolás Maduro, a quien ha descrito como un dictador.

Rusia ha dicho públicamente que las sanciones por parte de Estados Unidos son ilegales y que trabajaría junto a Venezuela para superarlas.

En respuesta a la historia de Reuters, Rosneft negó que haya actuado como intermediario para pagos a PDVSA.

Bajo la nueva estrategia descrita a Reuters, PDVSA ha solicitado a clientes al menos dos veces hacer pagos a Rosneft por la compra de petróleo venezolano, según los documentos.

La fuente de PDVSA dijo que la compañía ha propuesto los arreglos – que se incluyen en la modalidad de «factoring» – para permitirle a sus clientes recibir petróleo sin hacer pagos directos a la estatal venezolana tras la imposición de sanciones a finales de enero.

Los nuevos términos también le permitirían a PDVSA recibir pagos más rápidamente, algunas veces acortando el período habitual de 30 a 90 días para completar transacciones de venta y cobro. Rosneft, por su parte, percibiría una ganancia del cobro de un cargo por comercialización, según la fuente y uno de los documentos.

Rosneft, que ha invertido fuertemente en Venezuela bajo el mando del presidente Vladimir Putin, no respondió a una solicitud de comentarios realizada antes de que Reuters publicara el artículo el jueves. Luego de publicado, Rosneft negó el reporte, al que describió como una «mentira descarada» y una «provocación contra Rosneft».

Los ministerios de petróleo e información de Venezuela – este último maneja el contacto del gobierno con los medios – y PDVSA no respondieron las preguntas de Reuters.

En una de las transacciones, un ejecutivo de la unidad comercial de Rosneft en Ginebra dijo que PDVSA había autorizado que Rosneft recolectara un pago de la firma BB Energy por la compra en enero de un cargamento de 525,000 barriles de fuel oil venezolano, según la carta oferta.

La misiva, vista por Reuters tras haberle sido removida la fecha de envío, dice que Rosneft acordó pagarle a PDVSA el equivalente a 26 millones de dólares y colectar luego el pago de BB Energy vía transferencia bancaria o un cargamento de petróleo por valor similar.

La fuente de PDVSA agregó que Rosneft acreditó a PDVSA el monto, tras descontar un cargo no especificado, e inició conversaciones con BB Energy para recuperar la suma que le había adelantado. Reuters no pudo verificar en forma independiente que Rosneft adelantó dinero a PDVSA.

Consultado sobre la oferta de Rosneft y el pago del cargamento de fuel oil, un portavoz de BB Energy dijo que la empresa no ha completado la transacción por recomendación de su consultoría legal.

«El dinero está en nuestra cuenta y aún no hemos pagado a nadie», dijo el portavoz, quien declinó proveer más detalles.

Según un documento de PDVSA no identificado con fecha, la estatal también solicitó al refinador indio Reliance Industries – que ha sido su mayor cliente en efectivo – pagar directamente a Rosneft por sus compras de crudo venezolano en abril bajo un acuerdo de suministro de largo plazo entre las partes.

Reliance ha dicho que en septiembre de 2012 firmó un acuerdo de 15 años con PDVSA para la compra de hasta 400.000 barriles por día (bpd) de crudo pesado venezolano.

Uno de los documentos revisados por Reuters mostró que la estatal venezolana le pidió a Reliance pagar por sus compras de crudo bajo el acuerdo de largo plazo vía Rosneft Trading SA, la unidad de Rosneft basada en Ginebra.

El documento también dice que el arreglo con Reliance y Rosneft permitiría a PDVSA cumplir con «compromisos contractuales» con Rosneft y sus unidades. Las ventas permitirían «cumplir parcialmente con el esquema financiero de pagos anticipados» entre PDVSA y Rosneft, agrega el documento.

El documento dice además que PDVSA y Reliance pagarían a Rosneft un «fee de comercialización» equivalente a alrededor de 3 por ciento del precio de venta de los barriles, a ser dividido entre las partes.

La fuente de PDVSA dijo que el arreglo había recibido autorización de las tres partes y estaba siendo ejecutado. Reuters no pudo verificar independientemente si el acuerdo se implementó y continua vigente.

En respuesta a la historia de Reuters, Reliance negó haber pagado a PDVSA a través de terceros. Dijo que el petróleo venezolano que compró a Rosneft fue suministrado por PDVSA a la firma rusa en repago de préstamos, de manera que no habría fluido dinero para el gobierno de Maduro.

EXPERTOS NO VEN VIOLACIÓN DE SANCIONES

Independientemente de si hubo pagos directos a PDVSA o el dinero se mantuvo en Rusia para repago de deuda, los arreglos propuestos por PDVSA no parecen implicar una violación a las sanciones por parte de ninguna de las firmas involucradas debido a que no incluyeron pagos en dólares o transacciones hechas por empresas basadas en Estados Unidos, según cuatro expertos consultados por Reuters.

Tres de los cuatro expertos dijeron que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos tiene potestad para actuar en contra de compañías o gobiernos que pudieran estar prestando «apoyo material» a una entidad sancionada como PDVSA. Sin embargo, la Oficina de Control de Activos Extranjeros, encargada de implementar las sanciones, no ha dado señales hasta ahora de que tomará esa ruta.

El Departamento del Tesoro declinó responder a una solicitud de comentarios. Una portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos dijo: «Alentamos a compañías, bancos y otras instituciones a abstenerse de proveer servicios que apoyen las prácticas represivas (de Maduro)».

Con la economía sufriendo años de recesión y una aguda caída en la producción petrolera, Venezuela ya enfrentaba dificultades para financiar importaciones y gasto público antes de que Washington impusiera severas sanciones en enero.

El petróleo representa más del 90 por ciento de los ingresos en moneda dura del país socio de la OPEP. Maduro ha acusado al presidente estadounidense Donald Trump de desatar una guerra económica en contra de Venezuela.

Rusia le ha extendido casi 16.000 millones de dólares en préstamos a Venezuela mayormente pagaderos con petróleo desde 2006 y además ha tomado participaciones en grandes proyectos petroleros, lo que implica que controla una porción significativa de la producción de crudo del país sudamericano.

El arreglo de pago previsto por PDVSA con Rosneft forma parte de una serie de métodos utilizados por el gobierno de Maduro para garantizarse acceso a efectivo, los cuales además incluyen la venta de las reservas de oro del Banco Central.

Estas prácticas han frustrado a funcionarios en Washington, quienes recientemente se han preguntado por qué las sanciones no han tenido un impacto más dramático sobre las finanzas venezolanas.

RELIANCE

Tras la publicación del reporte de Reuters el jueves, Reliance dijo en un comunicado que le había estado comprando crudo venezolano a Rosneft desde mucho tiempo antes de la fecha en que se impusieron las sanciones a PDVSA, ya que la firma rusa recibe crudo en pago por préstamos a Venezuela.

«Desde que se impusieron las sanciones, Reliance ha hecho tales compras bajo total conocimiento y aprobación del Departamento de Estado de Estados Unidos», dijo la empresa. «Tales transacciones no conllevan a pagos subsecuentes a PDVSA y no violan las sanciones o políticas de Estados Unidos».

Luego de que el reporte fuera publicado, Reliance no respondió a preguntas adicionales de Reuters sobre por qué los documentos internos de PDVSA le proponían a la firma india pagar un fee de comercialización a Rosneft relativo al suministro de crudo venezolano bajo su contrato con PDVSA.

Reliance dijo en el comunicado que sus compras de petróleo venezolano a Rosneft «no llevaban» a pago alguno a PDVSA. Programas de embarque de la petrolera venezolana muestran que Reliance estuvo recogiendo crudo venezolano en puertos de PDVSA al menos hasta el 20 de abril.

Notiespartano/Reuters

 

Check Also

Toyota aseguró acuerdo con EEUU antes de cerrar con China

PEKÍN, (Reuters) – Toyota Motor Corp anunció el mes pasado dos acuerdos en China de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *