Home / Crónicas del Adios / La vida de venezolanos que huyeron del país más allá de la frontera

La vida de venezolanos que huyeron del país más allá de la frontera

Desde hace varios años, la imagen se repite: miles de personas cruzan las fronteras venezolanas huyendo del hambre, la falta de medicamentos, de trabajo y, recientemente, de la peor crisis eléctrica que ha sufrido el país en su historia.

Antes de febrero pasado, las rutas eran las conocidas: puestos fronterizos abarrotados de personas con los pocos bienes que podían llevar consigo. El retrato actual es diferente. Las fronteras están cerradas, pero trochas (caminos informales) con puentes improvisados, viajes en balsa y rutas alternativas siguen dando paso a los más desesperados, entre ellos ancianos y mamás con niños pequeños que se lanzan a cruzar hasta por los lugares más peligrosos. El camino no es fácil, pero la búsqueda de oportunidades es la luz que ilumina el arduo camino.

Los caminantes en las rutas de países como Colombia, Ecuador y Perú son frecuentes, incluso en las carreteras más estrechas, allí donde ni siquiera hay veredas. Muchos atraviesan a pie países enteros en busca de nuevas oportunidades. Otros lo hacen para encontrarse con algún pariente ya establecido. El cansancio se ve en sus caras, se sufre en sus pies, les atraviesa el cuerpo y se quedará para siempre en sus mentes.

El éxodo venezolano es, en la actualidad, el segundo mayor y más rápido desplazamiento en el mundo, luego de la crisis de Siria. A diferencia de otros movimientos migratorios, alrededor del 80% de las personas que salen de Venezuela se quedan en otros países latinoamericanos.

El vídeo busca retratar los principales desafíos pero también las opciones que los migrantes han encontrado y la acogida que los países han podido brindar.

Notiespartano/ElPaís

 

Check Also

Cuando mi amigo se fue, por Franck Armas

Cuando decidimos refugiarnos en Buenos Aires, tenía la esperanza de visitar a Alberto Cortez en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *