Home / America Latina / ANÁLISIS-Propuesta Colombia de separar precio del café de la Bolsa de Nueva York puede beneficiar a terceros

ANÁLISIS-Propuesta Colombia de separar precio del café de la Bolsa de Nueva York puede beneficiar a terceros

Por Julia Symmes Cobb y Ayenat Mersie

BOGOTÁ/NUEVA YORK (Reuters) – Una propuesta de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia para que los países productores vendan sus cosechas de alta calidad sin tener en cuenta el precio de referencia de la Bolsa de Nueva York podría alentar a los compradores a buscar proveedores alternativos, dijeron importadores y exportadores.

La federación anunció el mes pasado que discutiría una posible desvinculación del precio de Nueva York con otros productores de arábiga y compradores de café alta calidad en un esfuerzo por vender el grano por encima de los costos de producción.

Los precios se han mantenido por debajo de un dólar por libra en el mercado de Nueva York en lo que va de 2019. La semana pasada, el contrato de futuros cayó a un mínimo de 13 años de 94,65 centavos por libra.

Brasil alcanzó una cosecha récord en 2018 y está en camino de alcanzar una producción grande este año a pesar de estar por fuera de su ciclo bienal.

Colombia, que vende gran parte de su café con una prima de calidad, propone un desvinculación que establecería sus precios entre 1,40 y 1,50 dólares por libra. La federación comenzó conversaciones con otros productores.

Pero un precio separado de la Bolsa de Nueva York podría hacer que los compradores busquen en otro lado, a pesar de la popularidad de la propuesta entre los caficultores en problemas.

«Hubo un momento hace tiempo en que Colombia estaba muy por encima de todos los demás, en cuanto a calidad», dijo Shawn Hackett, presidente de Hackett Financial Advisors, una firma de investigación y corretaje de futuros con sede en Florida que se especializa en productos agrícolas.

«Hoy en día, hay una muy buena calidad en Brasil, una muy buena calidad en América Central, en África», explicó.

La Federación de Cafeteros de Colombia ha intentado convencer durante largo tiempo a los grandes compradores de que es beneficioso para todos garantizar que los productores obtengan ganancias.

Los cultivadores colombianos necesitan un ingreso mínimo de 760.000 pesos (245 dólares) por cada carga de 125 kilos en el mercado interno para cubrir los costos de producción, según estudios de la federación. Pero el precio interno fue de 692.000 pesos el lunes (223 dólares).

FRACASOS PREVIOS

Los pactos para fijar precios mínimos del café han fracasado en el pasado. Un intento en el 2000 por lograr que los productores de café retuvieran el 20 por ciento de la producción hasta que los precios subieran a 1,05 dólares por libra se desechó luego de que pocos países, incluida Colombia, aceptaron participar.

Cuanto mayor sea el precio objetivo, mayor será el incentivo para aquellos que no están en un acuerdo de precios para aumentar la producción, dijo un informe de la ONU sobre el esfuerzo.

Un control exitoso de los precios del café también requerirá la participación de los importadores, quienes han ignorado en gran medida las solicitudes para pagar más, a pesar de las advertencias de que los agricultores cambiarán los cultivos si no pueden obtener ganancias.

Los productores de café en Perú están abandonando el cultivo para trabajar en las plantaciones de hoja de coca, la materia prima de la cocaína, debido a la caída de los precios.

En 2013, algunos agricultores colombianos incluso cambiaron de la variedad arábiga, que es un grano de sabor suave y más caro, al robusta que es más barato y se usa principalmente en el café instantáneo.

«Si la diferencia entre el mercado y los precios que los exportadores colombianos están tratando de cobrar es lo suficientemente grande, probablemente se verá a muchas personas cambiar a otros orígenes», dijo un importador de Estados Unidos. «La gente será menos dependiente del café colombiano».

Los exportadores colombianos están de acuerdo.

«No creo que la propuesta sea realista», dijo Giancarlo Ghiretti, del exportador especializado Caravela Coffee. «Vender grandes cantidades de café fuera del mercado es difícil y arriesgado. Los grandes compradores buscarán reemplazar a Colombia con otros orígenes».

La Asociación Nacional del Café de Estados Unidos dijo que sus miembros, que incluyen las grandes cadenas Starbucks y Peet’s Coffee & Tea, están de acuerdo en que el crecimiento requiere estabilidad para los agricultores, aunque los controles de precios generalmente no tienen éxito.

«Si bien la presión para encontrar soluciones económicas rápidas es comprensible debido a la dinámica actual del mercado, la historia muestra que las políticas diseñadas para controlar el precio en última instancia perjudican a las personas que deben proteger», dijo el presidente del grupo, Bill Murray, en un correo electrónico.

Colombia produjo 13,6 millones de sacos de 60 kilos de arábiga lavado el año pasado, más que cualquier otro país, pero con un descenso del 4,5 por ciento con respecto a 2017. Se espera que el buen clima ayude a la cosecha a recuperarse este año.

(Editado por Luis Jaime Acosta)

tagreuters.com2019binary_LYNXNPEF2I1IX-BASEIMAGE

Check Also

UE prepara sanciones contra oficiales de seguridad de Venezuela

BRUSELAS (Reuters) – La Unión Europea está preparando nuevas sanciones contra oficiales de las fuerzas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *