Home / Sucesos / Un policía acabó a tiros su matrimonio

Un policía acabó a tiros su matrimonio

Nadie da crédito a lo sucedido. Los Paredes-Amaya jamás se mostraron frente a familiares, amigos y vecinos como un matrimonio que presentara fracturas; por el contrario, siempre fueron vistos como un ejemplo  para otras parejas. Así lo informaron, este lunes, sus  vecinos    en   San Francisco, donde ocurrió la tragedia.

A las  9:00 de la noche  del domingo, Jhonny Paredes (44), supervisor activo del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez), y su esposa Lina Amaya Torrenegra (28) compartían tragos con amigos y familiares dentro de las residencias Santa Mónica,  una villa cerrada  ubicada en  la carretera a Perijá, en el municipio San Francisco. La casa está  signada con el número 64.

En  la vivienda se encontraban el padrastro de la mujer y un hermano del oficial, así como varios amigos y dos niños. Uno era el hijo  de la pareja Paredes Amaya, que tiene 2  años.

Una fuente policial informó que la reunión se extendió hasta la 1:30 de la madrugada de este lunes.

“Paredes y su esposa comenzaron a discutir porque al parecer él le encontró un video comprometedor en el celular”, dijo la fuente.

El material audiovisual desató la ira del funcionario quien aparentemente le habría gritado a su mujer: “Te voy a matar”, mientras se la llevaba a la habitación.

Allí comenzaron a discutir y, presuntamente, Lina logró quitarle a su esposo el arma de reglamento y le disparó dos veces en una pierna.

Paredes  le  arrebató el arma  y  atacó  a Lina en cuatro oportunidades. Cayó muerta encima de la cama que compartieron por más de 7 años. Al ver la escena, el oficial del Cpbez  se disparó   en la cabeza. El cuerpo quedó al lado de la mujer.

En la cama también hallaron el arma involucrada. El estruendo de las detonaciones alarmó a los presentes y   vecinos, quienes inmediatamente trataron de socorrer a la pareja,  pero era demasiado tarde.

Una segunda versión que aún no ha sido confirmada por funcionarios  del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), pero tampoco descartada es que una tercera persona fue quien disparó en contra de Paredes reiteradas veces. Dos de ellas en el rostro.

Las investigaciones preliminares dan fuerza a la primera versión; sin embargo, detectives de la policía científica no desechan ninguna causa.

“No descartamos ninguna línea de investigación, trabajamos en este crimen para esclarecerlo por completo”, aseguró el informante, quien agregó que realizan entrevistas a los testigos y estudian el entorno laboral y social de la pareja.

El teléfono celular de Amaya Torrenegra, un Samsung J8, juega un papel importante en las investigaciones.

Los cuerpos fueron levantados por funcionarios  del Cicpc y trasladados hasta la morgue forense de LUZ.

Trascendió que Paredes  era supervisor jefe adscrito a Maracaibo oeste en la unidad policial 277.

Sobre este caso, el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto,  informó: “Es lamentable lo sucedido, este hecho enluta hoy a dos familias zulianas. Serán las investigaciones del Cicpc las que determinen las causas de este suceso”.

Lina Amaya era ama de casa y fue descrita por sus vecinos como una mujer “tranquila y amable, le gustaba estar siempre bien arreglada. Era muy coqueta, siempre cambiaba de look y vestía muy bien. La verdad es que no entendemos cómo pudo pasar esto tan lamentable”.

Fuente: Notiespartano/Panorama

Check Also

Volcamiento de autobús dejó 18 muertos en Zulia

Caracas.- Dieciocho fallecidos dejó un fatal accidente de autobús, ocurrido ayer domingo, Día del Padre, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *