Home / Lo mas reciente / La solución reside en echarle pichón, Morel Rodríguez Avila

La solución reside en echarle pichón, Morel Rodríguez Avila

El país está en quiebra. Destrozada su economía, retrocede a extremos graves que, según especialistas, costará y tardará regresarlo a la normalidad. Ha sido inmenso el daño que la ineficacia, la irresponsabilidad y desidia oficialista le ocasionaron a la que, con toda propiedad, era una de las naciones más ricas de la tierra, en la que se venía dando con mucho éxito, hasta 1999, un sólido proceso de avance en lo económico y social por cierto muy envidiado.

Era el producto de una gestión de gobernantes democráticos, serios y responsables, verdaderamente empeñados en visionar el futuro e irle construyendo a Venezuela los caminos y la plataforma necesarias para que despegase, como en efecto sucedió, hacia el progreso y desarrollo, teniendo al hombre como objetivo único y central de lo que entonces fue una decisión afortunada.

No nos cansamos en recordar que esa democracia, esos gobernantes y esa política tuvieron el más amplio respaldo de todos los venezolanos, precisamente porque vieron en los planes y programas que se fueron ejecutando en todas partes, realizaciones, concreciones, verdades que, sumando, conformaron bases muy sólidas en donde descansó finalmente el proceso de crecimiento, también muy aplaudido.

De la Venezuela rural hacia una moderna, que fue englobando todo a paso acelerado, sí, porque el tiempo y las circunstancias históricas que se vivía lo demandaba, pero sin que dejase de ser una acción integral, organizada, bien pensada y mejor llevada a cabo. Claro, hubo errores. Pero se corrigieron y al final la lista de lo positivo dejó muy, pero muy atrás la de lo negativo. EL Guri puede citarse como monumento no sólo del ingenio del hombre sino símbolo de esfuerzo y de verdadera potenciación del desarrollo que se pretendía.

Se nos envidaba decíamos arriba. Teníamos una altísima producción petrolera, nuestras arcas, si bien no repletas, permitían financiar toda clase de proyectos. Debíamos plata, pero honrábamos los compromisos porque se administraban con pulcritud. Respetábamos los acuerdos,

dentro fuera: Había pluralidad abierta, la confrontación no llegaba a excesos, unos y otros se entendían finalmente. El país era normal en todo sentido.

Pero la suerte cambió y en 1999 llegaron, de sopetón, las siete plagas que nos taparon el horizonte, nos cerraron el camino, nos regresaron al pasado y, en suma, nos quebraron el espinazo.

Desde entonces, ¿quién puede negarlo?, Venezuela entró en coma y, antes que soluciones, los gobiernos de Chávez y de Maduro, lo que han hecho es destrozarlo.

Para nadie entonces sea secreto que la solución está en echarle pichón, que es decir mancomunar voluntades a favor que, sin violencia de ninguna clase, en estricto apego a a la legalidad, todos juntos encontremos la mejor salida que Venezuela reclama.

@MorelRodríguezA

Check Also

Reprogramarán las elecciones de concejales en el municipio Gran Sabana tras inconvenientes

Caracas.- Fueron suspendidas las elecciones de concejales en la Gran Sabana por situaciones irregulares en …

One comment

  1. Oel-jafet

    Por fin un mensaje coherente!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *