Home / America Latina / Senado argentino vota dividido la ley del aborto

Senado argentino vota dividido la ley del aborto

Agotaron los recursos y la imaginación. En la conocida Plaza de los dos Congresos, las mujeres de verde (a favor del proyecto de ley) y las de celeste (en contra) desplegaron este jueves las últimas pancartas y escenificaron sus posiciones a la espera de la decisión del Senado. El «NO» al proyecto que ampliaba los supuestos para abortar legalmente (hasta ahora se puede en caso de violación y riesgo para la madre) parecía tener ganada la guerra después de haber perdido la primera batalla en la Cámara de Diputados.

Si nadie se arrepentía ni se producía una huida del hemiciclo, el resultado previsto sería de 38 votos en contra y 31 a favor. Entre estos, presumiblemente, el de la expresidenta Cristina Fernández, la misma que, durante sus dos Gobiernos, convirtió en tabú el tratamiento legislativo del aborto. De confirmarse, con la votación prevista para la madrugada, que se rechazaba el proyecto el asunto no podrá volver a abordarse hasta dentro de un año. La incógnita a despejar era la reacción de la marea verde que hacía guardia en la calle.

Maurico Macri, en teoría en contra del aborto, dio a los suyos libertad de conciencia para votar pero en la sesión de junio del Congreso, las gestiones de última hora de hombres de su confianza, fueron decisivas para lograr la media sanción de la ley. Ayer, antes de que empezara el debate en el Senado, colgó una carta en FB donde daba señales de estar preparado para el NO. Con el título, «No importa cual sea el resultado, hoy ganará la democracia», el presidente de Argentina observaba: «si entendemos que nuestras creencias a veces ganarán y otras perderán, llegaremos a ser algo sin igual: verdaderamente libres y mejores personas».

Los dos bandos, enfrentados por la despenalización total del aborto, encontraron adhesiones dentro y fuera de Argentina. Amnistía Internacional publicó un anuncio de una página en el New York Times que logró la reacción de actrices como Susan Sarandon que advirtió a los senadores. «El mundo les está mirando: denle a las mujeres el derecho a elegir», tuiteó. En España artistas como Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Victor Manuel o Miguel Ríos se colocaron en idéntica posición. Y, en simultáneo, una representación de la plataforma CitizenGo para América Latina se expresó en sentido radicalmente opuesto en la Embajada de Argentina en Madrid.

Las manifestaciones, desde el pasado 14 de junio, fecha de la media sanción en el Congreso al proyecto de ley impulsado por el Gobierno de Mauricio Macri, fueron de todos los colores. Las mujeres de verde llegaron a disfrazarse de rojo con cofia blanca en una parodia de la célebre serie «El Cuento de la Criada», mientras las de celeste se embanderaron con la bandera argentina en una multitudinaria marcha. La carrera contra reloj para frenar o garantizar la promulgación del proyecto no tuvo descanso desde entonces. La intervención silenciosa de Francisco desde el Vaticano, -como advertía el analista Ignacio Zuleta en Clarín- y la ruidosa de un grupo de obispos de Córdoba, se atravesaron en la recta final del Senado donde el NO parecía no tener marcha atrás. Si las previsiones, como todo parecía indicar, se confirmaban por la noche, más de la mitad del Senado (y de las senadoras) votarían en contra. La sesión, que se anunciaba como histórica, lo habría sido pero menos.

Notiespartano/ABC

Check Also

Ecuador eliminó exigencia de pasaporte para niños y adolescentes

Ecuador ha eliminado la exigencia de pasaporte para el ingreso en el país de niños …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *