Home / Lo mas reciente / Los “Bonos” de Maduro, por Morel Rodríguez Ávila

Los “Bonos” de Maduro, por Morel Rodríguez Ávila

Borrego, el asesor que llevó al Che Guevara a quebrar el Banco Nacional de Cuba, y a imponer una política económica que terminó de sumir en la miseria al noble pueblo de Martí, subyugado por Fidel ayer y hoy por Raúl, es el mismo que ha hecho posible, a través de Maduro, que Venezuela sea en estos tiempos una de las naciones más pobres de la tierra.

Este funcionario del partido comunista cubano, liderando todo el proceso económico nacional, que ordena, manda y ejecuta por igual, además de ser uno de los cerebros del gran laboratorio palaciego desde el cual se trazan todas las estrategias que buscan abolir la oposición, es quien más se empeñó en obligar a Maduro a doblegar la propiedad privada. Y con las medidas que recomienda, ninguna hasta la fecha positiva, sino todo lo contrario, igualmente se ha convertido en fiero e impecable perseguidor de toda posibilidad de crecimiento que no esté apegado a los lineamientos ideológicos que le han sido trazados desde La Habana y él, Borrego, cumple sin dilaciones.

En este personaje se concentra todo el poder y es, sin duda, el comisario del partido al que Maduro, fiel militante, hace todo caso. De allí el gigantesco fracaso de uno y otro en el manejo de la economía venezolana, traducido en la generación, apenas, de hambre y miseria. Los ministros de la economía, tantos en la era Chávez como en la de Maduro que es difícil enumerarlos, no han sido ni eficientes ni inteligentes por lo que, teniendo como jefe al Borrego del cuento, era previsible la crisis a pesar de habérsele advertido a Chávez y al propio Maduro que transitaban un camino equivocado.

Una de las medidas con las cuales Maduro cree haber encontrado la tapa del frasco, han sido los llamados “Bonos”. Decisión demagoga y populista, con seguridad recomendada por Borrego, que no puede considerarse solución. Por el contrario, viene a convertirse en un remedio peor que la enfermedad o, si se quiere ser compasivo, en algo menos que un pañito caliente.

Medidas de tan peligroso calibre son las que horadan el hueco en el cual está sumida nuestra economía, al tiempo que humillan al pueblo que, buscando no morirse de hambre, deben consumirse en  colas kilométricas para obtener el carnet de la patria, documento más poderoso que la propia cédula de identidad y así adquirir, pagando por supuesto, una bolsa de comida que deja enorme porcentaje a las mafias rojas que controlan el programa donde la corrupción campea por la libre.

Los restantes “bonos” tienen también nombre apellido: populismo y demagogia. Pero, citemos lo que sobré el llamado bono del embarazo nos dijo un viejo dirigente comunal de Boca del Río, cuando le visité después de comprar pescado: “Llegada la hora en que, no teniendo plata el tesoro nacional para cancelar esa miseria, ¿qué hará el gobierno? ¿Se verá obligado a mandarle la guardia, con peinilla y todo, a dispersar a cientos de embarazadas pidiendo se les cumpla lo prometido…?”.

@MorelRodríguezAvila

Check Also

Nuevo precio para la leche, pide el sector lácteo

Caracas.- El precio acordado para la leche de Bs.S 68,50 lleva al sector lácteo a pérdida …

One comment

  1. JOSÉ BALZA, querido José nuestro, estas bello y sonriente, eso da animo y esperanza. Te mereces ese y otros premios. Sigue adelante siempre. Te queremos mucho.

    R.T.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *